Sábado, 28 de Noviembre de 2020
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 17 de Julio al 23 de Julio de 2020

En tiempos de Covid El huapango da vida al mercado

En tiempos de Covid El huapango da vida al mercado

Verónica Galván



En los pasillos de los mercados municipales de Ciudad Valles se puede escuchar el son huasteco, el huapango que alegra a los comerciantes y a la gente que acude a realizar sus compras o a comer en los diversos locales que ahí funcionan y hasta los hace bailar.

Los centros de abasto hace unos días se encontraban vacíos, hoy recobran la vida y su alegría, gracias a la música tradicional que sale de la guitarra quinta, el violín y la jarana, haciendo bailar a algunos que arriban al lugar y que se avientan su zapateado, entre el café, los costales de maíz, las cazuelas de barro con comida y la mercancía de los negocios.

La gente que pasa por el sitio en el que se encuentran tocando los músicos, quienes se paran en cada puestecito, en cada esquina del mercado, para darle un poco de alegría, esa que se robó el COVID con su encierro.

La única distracción de algunos es ir al mercado a comerse un zacahuil, unos bocoles o a tomarse un café, la gente que pasa por donde están tocando los huapangueros hasta se orilla para dejar que toquen y bailen sin problemas, libremente, esa es la hospitalidad y la calidez con que los huastecos reciben a los visitantes.

Huapangueros de otros municipios migran a Ciudad Valles para trabajar, pues no hay dinero y la pandemia les quitó toda fuente de ingresos, además de la suspensión laboral, señalaron Zacarías, Ángel y Nicolás, integrantes del Trío "Faisán Huasteco" y quienes cada vez que pueden viajan en autobús para poder llegar a Valles e ir al mercado a tocar y llevar el sustento a sus hogares.

"La pandemia por el COVID 19 nos arrebató su fuente de ingresos", dijo don Zacarías Hernández, quien toca la guitarra quinta en el trío que tiene poco de haberse agrupado; son originarios del municipio de Tamazunchale, pero en aquel lugar la situación es peor.
Y la música es su única fuente de ingresos, y tocan todo tipo de huapango, desde el tradicional hasta norteño, ranchero, danzón y de otros géneros.

Ángel Morales, es quien toca la jarana, dijo estar orgulloso de sus raíces huastecas es el más joven de los tres, y envió un mensaje a los chavos, diciéndoles que la música es muy bonita y si les gusta pueden aprender, en su caso él aprendió a tocar la jarana desde que estaba en la telesecundaria y le gustó, porque toda su familia es de músicos y se siente orgulloso de formar parte de la cultura huasteca.

Nicolás Martínez, el más grande de los huapangueros, toca el violín y tiene mas de 20 años de experiencia, dijo que la situación en su municipio de Tamazunchale es difícil y tienen que salir a buscarle, para poder llevar el sustento a sus hogares.

Y es así como el mercado de Valles ha visto pasar a cientos de músicos, de todos los géneros, de generación en generación, todos amantes del arte de la música, todos con una necesidad diferente, pero unidos por el gusto de cantar y alegrar un poco a quienes trabajan en el mercado o acuden a hacer sus compras, tal como lo hacen los huapangueros.

facebook. emsavalles Noticias Publicidad
twitter. @emsavalles
sitio web. emsavalles.com
e-mail. emsavalles@hotmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2020 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.