Sábado, 28 de Noviembre de 2020
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 27 de Marzo al 02 de Abril de 2020

Alimentación, Guía y Protección

Alimentación, Guía y Protección

Héctor de Luna Espinosa



Ante el COVID-19 (coronavirus) que es un enemigo invisible quiero que reflexionemos lo siguiente:
Los expertos nos dicen que este virus no es tan mortal como otros, que el 80 % de los afectados solo tienen síntomas leves, pero eso no quiere decir que le vamos a dejar el camino libre. No debemos subestimarlo ya que su contagio es muy expansivo. Por lo que debemos seguir las indicaciones de las autoridades de salud para ponerle una barrera.
Por lo que deberemos de mantener distancias de las demás personas para:
?No solo pensemos en nosotros, pensemos en los demás (en los más vulnerables)

1Co 13:4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;
1Co 13:5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;

Por otro lado, debemos aislarnos por un tiempo prudente mientras pasa la contingencia. Ojo: aunque nos alcance el virus, la contingencia va a pasar.
Tarde o temprano saldrá un medicamento específico o una vacuna que lo controle. La población mundial alcanzará inmunidad y todo será solo un mal recuerdo y una importante enseñanza para nosotros.
En tiempos bíblicos, los leprosos eran aislados, incluso de sus propias familias, para evitar contagios.

Pro 22:3 El avisado ve el mal y se esconde;
Mas los simples pasan y reciben el daño.

(BLS) El que es inteligente ve el peligro y lo evita; el que es tonto sigue adelante y sufre las consecuencias.

? Necesitamos escondernos (aislarnos) por un tiempo razonable
? Necesitamos evitar el peligro
? No entremos en pánico (es contagioso)
? Que Dios sea nuestro refugio

Somos jalados por los demás y nos movemos por rumores, imitamos los comportamientos de otros (compras de pánico (papel higiénico, gel antibacterial, etc.))
Debemos evitar entrar en pánico. El pánico es un estado de salud emocional que nos hace estar tan vulnerables como cuando padecemos una enfermedad física.

Somos como borregos. Si uno se espanta, nosotros también. Si uno corre, nosotros también. Si uno compra papel de baño, nosotros también.
¿Qué necesita un borrego?
Un Buen Pastor

Al describir a Dios como pastor, David escribía acerca de su propia experiencia, ya que pasó sus primeros años cuidando ovejas. Las ovejas dependen completamente de su pastor en cuanto a alimentación, guía y protección.

Sal 23:1 Jehová es mi pastor; nada me faltará (Alimentación).
Sal 23:2 En lugares de delicados pastos me hará descansar;
Junto a aguas de reposo me pastoreará.
Sal 23:3 Confortará mi alma;
Me guiará por sendas de justicia (Guía) por amor de su nombre.
Sal 23:4 Aunque ande en valle de sombra de muerte,
No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo(Protección)…

Alimentación: vamos a necesitar el sustento de Dios al enfrentar la contingencia del coronavirus

Guía: requerimos de Su dirección para tomar decisiones correctas.

Protección: si Dios va con nosotros y nos protege, podremos decir confiadamente, “Aunque ande en valle de sombra de muerte,
No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo”

El Nuevo Testamento llama a Jesús el buen pastor (Juan 10:11), el gran pastor (Hebreos 13:20) y el Príncipe de los pastores (1 Pedro 5:4). De la misma manera que el Señor es el buen pastor, nosotros somos sus ovejas. No somos animales atemorizados y pasivos, sino seguidores obedientes y sabios que siguen al Único que puede guiarnos a los mejores lugares y por caminos seguros.

Cuando permitimos que Dios nuestro pastor nos guíe, tenemos contentamiento.

Nuestro pastor conoce los "delicados pastos" y las "aguas de reposo" que nos restaurarán. Llegaremos a esos lugares únicamente cuando lo sigamos en obediencia. Al rebelarnos contra la dirección del buen pastor en realidad nos rebelamos contra lo que nos conviene.

Debemos recordar esto la próxima vez que nos veamos tentados a ir por nuestra cuenta y no por el camino del pastor.

Sigamos al Jesús, el Buen Pastor, que vela por nuestras almas, que nos ALIMENTA, GUÍA y PROTEGE aun en medio de la adversidad.

 


emsavalles© 2006 - 2020 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.