Domingo, 07 de Marzo de 2021
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 02 de Enero al 08 de Enero de 2021

Supremacía de Cristo

Supremacía de Cristo

Héctor de Luna Espinosa



Estamos por terminar el año 2020, un año atípico que ha tenido muchos retos y luchas pero también de nuevas oportunidades. Un año de cambios, de dejar unas cosas pero de tomar otras. Un año sorpresivo que cambió la forma de hacer las cosas, de trabajar desde casa, de estudiar desde casa, de limitar la vida social. Un año en el que hubo desempleo y negocios cerrados pero también de nuevas oportunidades en el que surgieron nuevos negocios, nuevos empresarios. Muchos descubrieron su faceta emprendedora aprovechando las necesidades y vacíos existentes como nichos de oportunidad para crear nuevas empresas.

También el 2020 ha sido un año en el que nos hemos despedido de seres queridos. Nos hemos enterado que han partido amigos, vecinos, gente de nuestro entorno y círculo cercano a causa de los efectos de la pandemia que apareció y sigue atacando el mundo entero.

Estamos por arrancar la última hoja del calendario y dejar atrás el 2020 junto con sus estragos sin embargo el daño seguirá presente.

La triste realidad es que no es como cuando un estudiante termina su ciclo escolar y después de tomar unas vacaciones comienza con un período nuevo con nuevos maestros, nuevas materias, nuevos exámenes que presentar. La realidad es que la pandemia sigue, los problemas económicos continuarán. No acabarán los peligros latentes por el simple hecho de cambiar de año. Tendremos que seguir cuidándonos. Aún con la salida de las esperadas vacunas, deberemos seguir usando cubre bocas, guardando la sana distancia y continuar con el lavado de manos con agua y jabón por más de 20 segundos para poder frenar los contagios. Aun en semáforo verde necesitaremos seguir siendo cuidadosos en gran manera. Esa es nuestra triste realidad.

Pero hay una feliz realidad. La feliz realidad es que todas esas pruebas son temporales y llegarán a su fin en algún momento. No perdurarán para siempre. La feliz realidad es que Dios sí es eterno y está por sobre todo problema y tiene el poder para sostenernos aun en medio de una pandemia o crisis económica mundial. Él es Señor de todo y Su poder no tiene límite.
La Biblia respalda la supremacía de Cristo. La supremacía de Cristo es una doctrina sobre la autoridad de Jesús y Su naturaleza divina. En pocas palabras, afirma que Jesús es Dios.

Él tiene el más alto rango de autoridad. No hay nada mejor. Lo supremo es lo máximo. Jesús es lo máximo en poder, gloria, autoridad e importancia.

Hablando de Jesús se nos dice:
Hebreos 1:3 el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,

En otras palabras, el poder que le dio existencia al universo e hizo que se mantuviera funcionando, es el mismo poder que quita nuestros pecados. Cuán erróneo es pensar que Dios no pueda perdonarnos. No hay pecado demasiado grande que el Rey del universo no pueda quitar. Dios puede perdonar y nos perdonará cuando nos acercamos a Él por medio de su Hijo.

También se nos aclara:
Colosenses 1:16 Porque en él (en Jesús) fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.

Col 1:17 Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten;

Pablo explica que tanto el mundo espiritual como el físico fueron creados por Él y están bajo Su autoridad. Esto incluye no solo los gobiernos, sino también el mundo espiritual. No tiene a nadie como igual o rival. Él es Señor de todos.

Dios no sólo es el creador del mundo, sino su sustentador. Todas las cosas en Él subsisten, son protegidas y prevenidas de la desintegración y el caos. Debido a que Cristo es el sustentador de la vida, ninguno de nosotros se puede independizar de Él. Somos todos sus siervos, los que debemos confiar en Él para protección, cuidado y sustento.

Colosenses 2:9 Porque en él (en Jesús) habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,

Una vez más Pablo enfatiza la deidad de Cristo. "En El habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad" significa que la totalidad de Dios estaba en el cuerpo humano de Jesucristo. Cuando tenemos a Cristo tenemos todo lo que necesitamos para salvarnos y vivir correctamente.

"en Él todas las cosas subsisten". Por lo tanto, Cristo es supremo.

Jesús es plenamente Dios. No es simplemente un hombre superior a los demás, sino que está verdaderamente por encima de toda la creación, como sólo Dios podría ser. Esta verdad es esencial para nuestra salvación.

Y si Jesús es tú Señor y Salvador, no importa lo que esté sucediendo a nuestro alrededor, no importa que el peso se devalúe o no, no importa que la vacuna funcione o no, no importa si la curva de contagios es domada o no, puedes confiar que Jesús, que te ama, te guardará hasta el final.

No importa si mi vida en este mundo termina hoy, yo sé en quien he confiado.

Salmo 27:1 LBLA El SEÑOR es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré? El SEÑOR es la fortaleza de mi vida; ¿de quién tendré temor?

Puedo decir:
Salmo 23:4 Aunque ande en valle de sombra de muerte,
No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

No es que se vaya a poner difícil, sino que ya estamos viviendo tiempos complicados.

¿Qué esperamos para acercarnos a Dios?

Si nos acercamos a Él, Él se acercará a nosotros (Santiago 4:8).

Si el año 2020 fue el año de la pandemia en el que vimos nuestra vulnerabilidad, que el 2021 sea el año de ascenso, el año de mirar hacia arriba. Que el 2021 sea el año en el que decidimos reconocer a Dios en todos nuestros caminos (Proverbios 3:5-6). El año en el que decidimos seguir a Jesús, de caminar de la mano de Él.

Oración:
Señor Jesús, reconozco mi necesidad, reconozco que no puedo estar sin ti. Reconozco que Tú eres Señor de todo y que nada es difícil para ti. Decido poner mi vida en Tus manos. Sé mi Señor, mi Rey, mi Salvador.

acebook. emsavalles Noticias Publicidad
twitter. @emsavalles
sitio web. emsavalles.com
e-mail. emsavalles@hotmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2021 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.