Miércoles, 15 de Julio de 2020
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 19 de Junio al 25 de Junio de 2020

Lo que necesito de ti, papá

Lo que necesito de ti, papá

Rodolfo del Ángel del Ángel



Hola Papá, te escribo estas breves y sencillas líneas para decirte que me siento muy orgulloso de ti. Tienes respuestas para casi todas las preguntas, y eres capaz, prácticamente, de hacer cualquier trabajo. Siempre te estoy observando, para mí eres más fuerte, más capaz e inteligente que todos los súper-héroes que conozco. ¡Imagínate, tener un súper-héroe en casa! Me siento orgulloso y feliz por ello.

Pero, advierto que, de un tiempo acá, te has vuelto una persona callada, de gesto adusto, de ceño fruncido y muy irascible ¡Casi cualquier cosa te irrita!, no pareces estar feliz en casa y, a veces, llegó a creer, por la forma como te diriges a mí, que mi presencia te molesta. También advierto que mamá y tú discuten con frecuencia y no parecen reparar en el hecho de que yo estoy cerca de ustedes, escuchando con gran preocupación y temor todo lo que ustedes se dicen. Siendo honesto, a veces me siento asustado porque creo que algo serio está pasando y eso me hace sentir muy inseguro de lo que pudiera ocurrir mañana. He escuchado de sus labios palabras que muchas veces me prohibieron que dijera, especialmente, si la intención era ofender a otras personas. ¡Nunca imaginé que mis padres fueran capaces de insultarse de tal modo! Eso me contraría y me hace sentir confundido, porque siempre he creído que todo lo que ustedes hacen debe ser bueno, pero, entonces, no sé que hacer: Si prestar atención a lo que me dicen, o imitar lo que ustedes hacen, simplemente no se como arreglar esa contradicción.

Mientras crecía y ustedes cuidaban de mí y me enseñaban me sentí seguro y llegué a creer que el mundo es un lugar donde puedo crecer y ser feliz; ahora, cuando observo cómo es más difícil la convivencia entre mamá y tú, el mundo parece ser un lugar amenazante e inseguro. Cada vez te siento más distante papá, creo que te voy perdiendo día por día. Por la noches, a veces, se me va el sueño, y pienso que al siguiente día despertaré de una pesadilla y tú estarás ahí, sonriente, mirándome, dirigiéndote a mi con voz suave. Creo que tu mano volverá sostenerme, que me abrazarás y volveré a ser tu niño.

Tú me enseñaste que a Dios le puedo decir papá también. ¿Estará Dios, como tú, distante y enojado, estará distraído y ocupado en sus grandes quehaceres celestiales como para voltear su mirada a mí?

Sí, papá, sé que tú me das muchas cosas, pero lo que necesito de ti ahora, es que vuelvas otra vez tu mirada a mí, que me veas con la emoción con que miraste la primera vez, ¿te acuerdas, papá? Tú me lo platicaste.

En este momento en mi vida sólo hay una inquietud en mi mente, si el héroe que fuiste sólo fue un sueño, o de verdad existe.

Te quiero, papá, te necesito, y deseo con todo mi corazón que no olvides que estoy aquí.

 


emsavalles© 2006 - 2020 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.