Jueves, 04 de Marzo de 2021
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 20 de Febrero al 26 de Febrero de 2021

Con la pandemia no sé qué haría sin un sugar...

Con la pandemia no sé qué haría sin un sugar...

Fernanda Padilla



Sitios web ofrecen esta modalidad de servicio para usuarios de todo México

"Ahorita con la pandemia, si lo pienso, no sé qué haría sin un sugar, es algo que está en mi vida desde hace 5 años y me ha funcionado, aunque sí es sacrificar otras cosas", narró a quien llamaremos "Ana", que por cuestiones de seguridad prefirió mantener su identidad en el anonimato.

¿QUÉ ES UN SUGAR?
El término de "Sugar Daddy" o " Sugar Mommy", corresponde a una persona que generalmente es del sexo masculino que se encuentra en una relación sexual transaccional, es decir, relaciones sexuales en donde el dar y recibir regalos, dinero y otras cosas se vuelve un factor importante, con una persona generalmente mucho menor denominada "Sugar Baby", quien busca asegurar o lograr una seguridad económica.

"Estamos hablando de una persona de edad avanzada, que son personas que financieramente están bien colocados, y un sugar baby sería aquella persona que es joven en dónde los dos comienzan con una relación ya sea sexual o íntima mediante lazos emocionales", explicó la psicóloga Alejandra Govea.

La especialista destacó que desde una cuestión de sistema y psíquica hay una falta de un vínculo que no se tuvo, y que confunden los holones, es decir, de aquellos roles en una relación.

"Se está tratando de cubrir esa falta que nunca se va llegar a cubrir porque la solución no está en una pareja sentimental, (...) hijos que no se tuvieron o qué se tuvieron pero no hay una buena relación, eso por la parte de los sugar daddy, por otro lado en los sugar babys también hay una carencia en las relaciones como figuras de autoridad, figuras de protección y lo que sucede es que les satisface que la otra persona solvente las necesidades materiales, de atención o lo que necesiten, lo resuelve esta figura, porque también hay una creencia de que no pueden hacerlo solos, desde el pago de escuela, coches, casas, se sienten incapaces de hacerlo o por comodidad de qué en casa les resolvieron todo y van con esa estructura de que alguien más debe resolverles la vida", explicó la experta.

FUE UN CAMBIO GRADUAL
A mitad de la preparatoria, Ana comenzó a presentar complicaciones para pagar la escuela, ya que su contexto familiar lo calificó como complicado, "mi papá se fue desde que yo tenía como 7 años, ya ni me acuerdo mucho de él, mi mamá tenía que trabajar todo el día para sacar adelante el sustento, yo soy la más grande, tengo una hermana y un hermano, y pues mi hermana acababa de entrar a la secundaria y mi hermano seguía en la primaria, la única opción que tenía era comenzar a trabajar".

Dentro de la preparatoria Ana tenía una amiga que estaba dentro del campo de las edecanes, por lo que le ofreció trabajo ahí, "pues no estaba de mal ver, ahí humildemente, (risas), me acuerdo que me mandaron a un súper primero y pues te dan el uniforme, me pagaron bien, y me gustó tener dinero, ya de ahí varios eventos como de marketing, hasta que un día entré de hostess a un evento de un club deportivo, y ahí lo conocí, yo tenía 17, a pocos meses de tener 18, y me acuerdo que primero trataba de hacerme reír, debo admitir que no me sentía incomoda, porque me tocaron otros eventos en los que sí, los hombres se pasaban, pero en fin, se veía señor, pero pues pensaba solo es amable".

Tras varias propinas y detalles, Ana accedió salir con él, "cuando me preguntó mi edad, me acuerdo que me dijo, eres más chica que mi hija, y mi primera reacción fue preguntarle su edad, ¡57!, me quede callada, porque aparentaba menos años, ese día de la cena me llevó una pulsera, era bonita y cara, no sabía si aceptarla, pero insistió, salimos tres veces más, en todas me llenaba de regalos, hasta que se animó a besarme, uno pensaría que cuando una relación de "sugar" todo es luego, luego, pero no, hasta eso fue como gradual la cosa, me preguntó los motivos de que ya estuviera trabajando y no solo en la escuela, y ya cuando le platiqué solo me dijo que yo ya no tenía que preocuparme".

A quien llamaremos Pedro, se hizo cargo del pago de los estudios de Ana, más un pago extra que le daba a su mamá para ayudar con los gastos de la casa, pero tras la condición de dejar de trabajar como edecán.

"Debo decir que sí me insistió mucho que siguiera estudiando cuando acabé la prepa, me decidí por administración y también, pagó todo", actualmente está en su último año de la carrera, y sigue recibiendo los beneficios de este tipo de relación.

"No es mi novio, pero sí debo reconocer que sí siento, no sé si decir amor, porque en realidad no somos tan afectivos, al inicio no sentía nada en lo absoluto, solo me gustaban los regalos, y que ya no estuviera preocupada por pagar la escuela, pero que tenía que cuidar esa parte de que mi mamá no se enterara, porque capaz pone el grito en el cielo, o no sé, te digo que van 5 años así, y ni él ni yo nos hemos preocupado como por etiquetar la relación, quizá sí como dices, es una relación sugar, pero es algo que no nos apura, (...) sí me sigue comprando mi ropa, paga cursos, mi celular, la lap, todo lo que necesite, me lleva de viaje, me quedo a dormir con él, es divorciado, tengo que aclararlo, luego piensan que está casado y así, pero no, sí tiene hijos, no los conozco, y pues así estamos bien".

SUGAR EN TIEMPOS DE COVID
En internet han proliferado los sitios que facilitan este tipo de relaciones, tal es el caso de "MySugardaddy", que se define como es una comunidad de citas de alta calidad para "hombres financieramente independientes (Sugar Daddies) y mujeres solteras, seguras de sí mismas y atractivas (Sugar Babies). MySugardaddy ofrece un lugar de encuentro para personas exitosas y ambiciosas. Todos aspiramos a un cierto estilo de vida, ¿por qué no buscar una relación con una persona que ya vive ese estilo de vida? Este concepto tiene sus orígenes en América y ahora está establecido en Europa".

Explicaron que este sitio web, cuenta con más de 500 mil usuarios, de los cuales el 80% son mujeres en países como Chile, argentina, España, Estados Unidos y México.

Dentro de su área de prensa, mencionan que en cuanto a los sugardaters, el Sugar Daddy promedio tiene unos 44 años y posee una fortuna de unos 250 mil euros. Las Sugar Babies registradas tienen en promedio unos 23 años y se encuentran en etapa de formación profesional.

REPERCUSIONES PSICOLÓGICAS
"Hablando en el sentido de la dignidad humana está una carencia de no vernos cómo lo que somos, seres humanos, que no estamos a la venta y qué tenemos esa dignidad, en cuanto al amor, en cuanto a la persona, que no debería estar sujeto a otra pareja por la cuestión material, sino que el amor trascienda eso, no te veo como un objeto, ni me veo como un objeto".

Alejandra Govea, sentenció que sería benéfico llevar a cabo un proceso terapéutico donde el individuo pueda darse cuenta de estas cosas y así poder trabajarlo.

"Aprende a diferenciar las relaciones y cómo se conciben cada rol, una no compite con la otra. (...) No es crítica, no está mal, cada quién puede hacer lo que quiera, solo es bajo una perspectiva psicológica".

NO HAY ATENCIONES EN EL TEMA
Erika Velázquez Gutiérrez, titular del Instituto de la Mujer en el Estado, refirió que no cuentan con reportes de atenciones o acompañamiento en este tipo de fenómenos.

"No hemos atendido a nadie en ese sentido, porque bueno, se supone que se trata de un tema de libertades, de relaciones consensuada, y sobre todo es importante, sin violencia, en el caso de qué se presente una relación con violencia de la edad que sea, la persona agresora debe acudir a las instituciones".

La funcionaria señaló que sí cuentan con casos en donde las mujeres violentadas son muchos menores que sus parejas, sin embargo, dijo, que también casos en los que el hombre agresor es menor.

"Es un tema de expresión sexual comportamental, yo diría, y bueno, en todo caso ya serían estos personajes denominados "Sugar Daddy", quienes en su caso reflexionarán por qué deben de ofrecer algo económico para poder estar en una relación, tal vez consideren que no son suficiente o que piensen como estos estereotipos de género que tenemos, que centrar una relación es tener que ofrecer bienes, para que alguien esté conmigo, pues ya es una cosa de libertades de pensamiento de cada quien, y mientras no haya violencia y sea consensuada, nosotros no podemos intervenir".

Velázquez Gutiérrez recalcó que el objetivo del IMES es proteger a las mujeres de cualquier agresor, sea quien sea, y de la edad que sea.

"Decir lo que siempre decimos en el tema de relaciones, que lo que debería de buscarse es que se tuvieran relaciones, de entrada, sin violencia, pero además, igualitarias".

 


emsavalles© 2006 - 2021 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.