Sábado, 28 de Noviembre de 2020
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 08 de Mayo al 14 de Mayo de 2020

A Pascual Reyes Silvestre Un milagro de Dios lo curó de epilepsia

A Pascual Reyes Silvestre Un milagro de Dios lo curó de epilepsia

Juan de Dios Hernández



Hoy es un hombre de mucha fe, que ayuda en la medida de lo posible a los demás

La historia de Pascual, como hay pocas, es la de un niño diagnosticado con epilepsia y al que en ese entonces el médico le auguraba sólo seis meses de vida, pero su madre al saber que la medicina no podría devolverle la salud, tomó la decisión de encomendarlo a Dios, asistiendo a la iglesia y haciendo oración.

Pascual Reyes Silvestre es originario del municipio de Tamazuchale, actualmente tiene 46 años de edad, es casado y tiene tres hijos, pero ya no viven con él, y en una entrevista concedida a emsavalles.com relata la difícil travesía que ha enfrentado desde que era apenas un niño.

"Desde muy niño padecía de ataques epilépticos, fue a la edad de ocho años cuando me llevaron al municipio más cercano, que era Matlapa, con el doctor que se llamaba Domingo, en paz descanse, yo sufría de mareos, me caía de repente, mi mamá me llevó y ahí me dijeron el diagnostico de epilepsia, no sólo fue eso también, también tenía un cuadro fuerte de anemia", recuerda.

Sin embargo, eso no era lo peor, "pues el doctor le dijo a mi mamá que solo tenía seis meses de vida, vi como a mi mamá se le salieron las lágrimas, yo no entendía lo que estaba pasando, mi mamá tomó fuerte mi mano, me llevó a la iglesia, había una campaña evangélica, empezaron hacer oraciones, ahí me inculcó la iglesia, ese día lo recuerdo muy bien, fue un día largo, fueron muchos días que me llevaban a pedir que se fuera mi enfermedad, ya no me quedaba mucho tiempo".

Y fue tanta la fe de su madre al pedirle a Dios por su salud, que sucedió lo inesperado, y así lo rememora: "pasaron unas semanas, no recuerdo cuánto tiempo, pero siento que fue mucho tiempo de las visitas a la iglesia, me volvieron a llevar, con el doctor a la cita que nos había dado para ver mi enfermedad, cómo seguía, las palabras del médico fueron: ‘señora su hijo se está recuperando’, no se explicaba el doctor qué había pasado, le pregunto qué me había dado, qué le dieron, la misma comida, el medicamento que nos recetó, ‘su hijo está muy bien’, de ahí paraca empecé a mejorar, no digo que fue rápido, duré hasta los 12 años , fue cuando desaparecieron mis enfermedades, un milagro de Dios".

Sobre su llegada a Ciudad Valles, comenta que primero la conoció cuando vino a auxiliar a su hermano, que se había accidentado y era atendido en el Hospital General, y desde ahí tomó la decisión de quedarse en esta ciudad, a buscar vida, y en esa época ya tenía 16 años.

Y precisamente a partir de su recuperación y el haber venido a apoyar a su hermano, es que comienza a trabajar y a aprender diversos oficios, añadiendo "mis trabajos, los he aprendido desde muy chico, lo que hago lo sé hacer, es lo que ando haciendo, ahorita me dedico a trabajos generales, plomería, electricidad, albañilería, esto lo he aprendido a lo largo de mi vida, así que yo soy el ‘maistro’".

En cuanto a su principal herramienta de trabajo, que es su motocicleta, señala "¿cómo se me ocurrió esta idea?, nace en Monterrey, estaba trabajando en una empresa, pero ésta quebró, me liquidan, lo primero que pensé ‘qué voy hacer con mi dinero, que no es mucho, me voy a comprar una moto, con esa me pondré a trabajar’, todo este diseño es mío, bueno la idea la vi en esa ciudad, pido paciencia a los automovilistas, que si ven ya no corre mucho, por eso voy lento".

Pero hay algo peculiar en su motocicleta y que llama la atención, es un mensaje que dice: "Dios me los bendiga a todos", el cual trae en la parte de atrás de su unidad y "es porque mi mamá me inculcó agradecer, aparte el milagro que hizo en mí, y lo que quiero lograr es que la gente que lo vea, que la cuide, deseo que todos estén bendecidos, a toda la gente que me rodea, amigos, a todos en general, los que anden la calle, en la carretera, sé que está pasando una situación difícil, (solloza) a mí también me está yendo mal, pero pronto vamos a salir de ésta, ojalá que tengamos más trabajo, Dios me los cuide".

Finalmente hay que mencionar que Pascual Reyes no se olvida de sus orígenes ni de quienes, como él, han sufrido o sufren enfermedades, "tengo amigos que desde niño siguen padeciendo esta enfermedad que tenía, aun la siguen teniendo esta enfermedad, yo sé que no sequita, te queda para toda la vida, por eso ellos no me creen, fue Dios quien me curó, estoy vivo, por eso los sigo ayudando, cada que puedo les echo la mano, económicamente o con la fe de que se pueden curar, invito a la gente que no cree en Dios, a que se acerque a él".

facebook. emsavalles Noticias Publicidad
twitter. @emsavalles
sitio web. emsavalles.com
e-mail. emsavalles@hotmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2020 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.