Sábado, 28 de Noviembre de 2020
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 13 de Marzo al 19 de Marzo de 2020

Pensando en los niños

Pensando en los niños

Rodolfo del Ángel del Ángel



He escuchado a lo largo de los años historias de personas que conocieron a Cristo en una Escuela Bíblica de Vacaciones, ahora llamado campo de verano. El nombre ha cambiado y también los métodos. Ahora se enseña de una manera más dinámica y tomando conciencia de la integralidad del mundo en el que Dios nos ha puesto como administradores, no obstante, el objetivo fundamental sigue siendo el mismo: Conducir a los alumnos a un encuentro con Cristo y a una vida de comunión con él andando en su Palabra.

Quiero por este medio felicitar a la Hermana Silvia Amador y a todo el eficiente equipo de tripulantes y colaboradores que han hecho posible esta importante actividad. Sé que significó una inversión de tiempo, esfuerzo, dinero, pero ni dudar que los resultados valen la pena porque no sólo tienen impacto en la vida de nuestros niños y jóvenes en el presente, sino que seguramente harán la diferencia para la eternidad en los corazones de quienes recibieron toda esta enseñanza y experiencias significativas.

He escuchado muchas veces la expresión la cual considero absolutamente cierta de que si hubiese habido un solo pecador en este mundo, por causa de ese sólo pecador Cristo habría venido y habría muerto en la cruz. Con cuanta mayor razón no debiéramos pensar que vale la pena todo la entrega y dedicación que el campo de verano exige, mucho más cuando por razones de todos conocidas el año pasado no fue posible celebrarlo. Estoy seguro que la espera tuvo su fruto.

Seguro estoy que en las distintas misiones de la iglesia se han preparado para llevar a cabo esta actividad. Cada año la iglesia atiende al menos un promedio de 300 niños en total a través del campo de verano. Gracias a Dios por quienes comparten su tiempo, sus recursos y todo su amor para hacer posible esta importante labor educativa.

No obstante, la tarea no termina ahí; es necesario cultivar la semilla sembrada para que de su fruto en los corazones. A los padres nos corresponde seguir alentando a nuestros niños al aprendizaje y el crecimiento espiritual por palabra y por ejemplo. Los tiempos son muy difíciles y aunque no podemos cambiar el mundo para que sea un mejor lugar para nuestros hijos, si podemos y debemos darles a Cristo y la mejor dirección posible para que ellos estén orientados por valores eternos. Esta es la tarea esencial de los padres en primera instancia, y luego de los maestros y pastores que estamos llamados a acompañar el proceso de enseñanza-aprendizaje. La educación cristiana es aquí y ahora la manera más efectiva de construir una mejor sociedad y una mejor iglesia. Toda inversión y esfuerzo que vaya encaminado en ese sentido tiene un gran valor, pues educar no solo es un privilegio y una formidable oportunidad de formar personas, es también una exigencia y un llamado que nos concierne a todos nosotros. Jesús dijo a los suyos, y estas palabras sin duda nos incluyen: “. . .enseñándoles que guarden todas estas cosas que os he mandado. . .” (Mat.28:20).

 


emsavalles© 2006 - 2020 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.