Viernes, 27 de Noviembre de 2020
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 14 de Noviembre al 20 de Noviembre de 2020

8 años sin justicia, Karla Pontigo...

8 años sin justicia, Karla Pontigo...



La historia de esta joven es símbolo de impunidad y de la omisión oficial, su muerte sigue siendo el trofeo de que nunca se hace justicia en San Luis Potosí.

Ocho años han pasado, en el caso que muchos especialistas han calificado como de clara impunidad para la familia Pontigo Luccioto, tras el feminicidio Karla, mismo que sigue sin justicia alguna.

EL ATAQUE
Fue la madrugada del 28 de octubre de 2012, que Karla Pontigo Luccioto de 22 años de edad, se encontraba trabajando como edecán en el establecimiento identificado como "Play Club", localizado en avenida Carranza, dentro de la capital potosina.

Fernando su hermano pasaría por ella al final de su jornada laboral, cerca de las 3:00 de la mañana, para que no regresara sola a casa,

Su hermano narró en diversas ocasiones que casi no había personas en el lugar, solo los agentes de seguridad, y luego de varios intentos de llamada sin respuesta decidió preguntar por ella, sin que nadie le diera razón, intentó entrar al bar, pero no se lo permitieron, poco después salió una persona para avisarle que Karla estaba herida.

Ingresó al lugar y en el tercer piso vio a su hermana, en ese sitio se ubicaba la cocina y la oficina del dueño del negocio, Jorge Vasilakos.

Karla estaba en el piso sobre un enorme charco de sangre, una de sus compañeras la sostenía de la cabeza y las manos, ella seguía viva y alcanzó a decirle "ayúdame", como lo ha expresado a algunos medios.

La justificación que le dieron en ese momento fue que Karla no encendió la luz, por lo que chocó con la puerta de cristal de la oficina, que finalmente al romperse le había cortado el cuerpo, sin embargo, su hermano vio que sus botines tenían el cierre abajo, pero tras el estado de salud de Karla solo la tomó de los brazos para bajarla por la escalera.

Al lugar arribó una ambulancia que trasladó a la joven al Hospital Central, en el lugar estaba el dueño del centro nocturno, que según versiones de Fernando lucía extraño y hasta nervioso.

NO FUE UN ACCIDENTE
Tras examinar, médicos del nosocomio revelaron que además de las cortadas tenía golpes en la cabeza, una mordida en el labio, señales de estrangulamiento y una grave lesión en la cabeza, nadie detuvo el sangrado, por lo que en el hospital dentro de la primera cirugía tuvieron que amputarle una pierna tras la pérdida exagerada de sangre

Versiones periodísticas revelaron varios años después que las transfusiones que le realizaban se coagulaban, además de que presentaba una herida interna que no habían encontrado, lo que mantenía latente la hemorragia, por lo que la intervinieron una segunda vez sin éxito alguno.

Karla sufrió un shock hipoglucémico y un infarto y tras varias horas de agonía, falleció, familiares revelaron fue hasta entonces que la Policía apareció, pero no para darle seguimiento al caso, sino para presionar a la familia para que donara los órganos, situación a la que accedieron a cambio de que abrieran una investigación por homicidio.

INICIAN LAS OMISIONES
Informes revelan que los agentes investigadores acudieron al lugar hasta 38 horas después del hecho, sin embargo, el área de lo sucedido ya había sido limpiada, encontraron la mochila de Karla dentro de la oficina de Jorge.

La primera necropsia reveló 39 heridas internas y externas, entre ellas, lesiones en genitales, ojo, labio y cráneo, así como diversas lesiones punzocortantes, así como un desgarre vaginal y heridas defensivas y propias de un ataque sexual, informe que se perdió después; Miguel Ángel Covarrubias, entonces procurador de San Luis Potosí, informó a medios que no había sido abusada sexualmente.

DECLARACIONES
Después de su muerte, acudieron a declarar diversas personas, entre ellas, el novio de Karla, ante el Ministerio Público señaló que Jorge Vasilakos, la acosaba sexualmente, incluso hacía comentarios sexuales sin su consentimiento y que se molestaba cuando alguien la saludaba de beso.

Las declaraciones de la mamá de Karla coincidieron en esa parte ya que señaló incluso que Jorge Vasilakos la iba a buscar al spa en el que trabajaba por las tardes y aprovechaba para pedirle que le diera un masaje, pero estos testimonios no fueron tomados en cuenta.

CIERRAN EL CASO
Fue en el 2013 cuando se cerró el caso y se acusó a Jorge Vasilakos, de homicidio culposo por accidente, y siguió el proceso en libertad, la familia Pontigo Luccioto quedó inconforme y denunció que no los dejaron revisar el expediente de su hija.

La familia de Karla recurrió a un amparo contra el juez segundo del ramo penal y otras autoridades derivado de la violación de garantía del debido proceso y negación de acceso a la justicia contra la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Entre las inconsistencias que detectaron una vez que revisaron el expediente estaba el que habían señalado que Karla había consumido alcohol la noche del presunto accidente; situación que negó, porque además no le hubieran permitido hacer donación de órganos, también revelaban que después del accidente, cuatro policías municipales habían llegado al sitio, una mentira más, de acuerdo a las declaraciones de los testigos que tampoco fueron incluidos, tampoco fue documentada la violencia física que Karla presentó.

En el 2015, la Comisión Nacional de Derechos Humanos emitió una recomendación al Gobierno de San Luis Potosí para que identificara a la familia de Karla como víctima y les brindara atención psicológica.

SIN MIEDO
Tras las denuncias de la familia de Karla, Esperanza comenzó a recibir amenazas y hostigamiento, pero ella no desistió en la justicia por su hija.

UNA ESPERANZA
En el 2016, la Suprema Corte de Justicia de la Nación atrajo el caso, y en el 2019 ordenó que se repusiera el caso desde cero la investigación del feminicidio cometido en contra de Karla también se debe investigar la posible responsabilidad del entonces procurador de justicia del estado, Miguel Ángel García Covarrubias, por haber conducido el caso como si se tratara de un accidente.

El fallo de la Corte, aprobado por unanimidad en la Primera Sala, reconoce a la madre de Karla, María Esperanza Lucciotto, su carácter de víctima, por lo que la madre de la víctima afirmó que se le hizo justicia al reconocer que la muerte de su hija no fue un accidente, lo que generaba un paso importante en la lucha.

Sin embargo, a casi un año de la sentencia se ha informado poco sobre el avance de dicho proceso, al respecto, el secretario General del Estado, Alejandro Leal Tovías destacó que sí se le está brindando seguridad a la familia y que se trabaja en conjunto con la Fiscalía para avanzar en el caso.

EL MEMORIAL
Arely Torres Miranda, feminista y activista en pro de las mujeres señaló que la solicitud para la colocación de un memorial en el caso de Karla Pontigo es un recordatorio por ella y por todas las mujeres víctimas de feminicidio.

Aclaró que la solicitud está acompañada por el secretario general de Gobierno, Alejandro Leal; por el Ayuntamiento de la capital; por la CEAV mediante su titular, Jorge Vega y por parte de sociedad civil lo firmaron la Mesa Ciudadana de Seguimiento a la Alerta de Género; Amnistía Internacional; Nosotros tenemos otros datos, la Colectiva y la Red Nacional de Alertistas.

"Esperamos que el INHA resuelva de manera inmediata, ya que es muy importante tener claro que, durante 8 años, la señora Esperanza a pesar de que la Suprema Corte resolvió a su favor el tema, y visibilizado las inconsistencias del caso, que siguen permitiendo la impunidad en el feminicidio de su hija".

La activista puntualizó que no ha habido grandes avances a pesar de que ya se va a cumplir un año de la sentencia que dio la Suprema Corte.

"Creo que este será un momento que se podrá visibilizar de manera clara y frontal para toda la ciudadanía en un lugar tan importante como es el Centro Histórico, que es una memoria que debe estar viva".

Sentenció que se debe seguir impulsando que los gobiernos admitan que han sido cómplices del incremento en los feminicidios, y de las situaciones que desafortunadamente se siguen presentando, "y que este es un recordatorio por Karla y por todas las mujeres que les han arrebatado la vida estos feminicidas".

Arely Torres consideró que este es un paso importante en la construcción de la memoria colectiva como ciudadanía.

"Se harán otras acciones de los municipios que tienen esta declaratoria de alerta, y justo, este tema de este memorial y esta presencia pintan el recordatorio constante de esta obligatoriedad de garantizar a las mujeres una vida libre de violencia".

Recordó que hace un año en el aniversario del feminicidio de Karla se colocó un memorial ciudadano que fue destruido por lo que calificó de increíble que, junto a Palacio de Gobierno, Palacio Municipal, el Legislativo estén destruyendo la memoria de las mujeres.

"Y a ver si este nuevo memorial ahora sí lo cuidan, (...) el que hayan permitido que se destruyera el memorial ciudadano, también es una muestra de cómo no les importaba cuando las cosas vienen de la ciudadanía".

Sobre esta situación, dijo que también representa que a las mujeres las pueden tirar y aun así seguirán avanzando e insistiendo.

La familia de Karla sigue a la espera de que su caso no quede impune, y que este caso no se vuelva a repetir para ninguna joven de San Luis Potosí.

facebook. emsavalles Noticias Publicidad
twitter. @emsavalles
sitio web. emsavalles.com
e-mail. emsavalles@hotmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2020 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.