Viernes, 22 de Octubre de 2021
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 24 de Septiembre al 30 de Septiembre de 2021

¡Viva México...! ¿y el medio ambiente?

¡Viva México...! ¿y el medio ambiente?

Sergio Torres Martínez



"Hoy estamos ante un panorama diferente del que nuestros abuelos platican" Fernando Domínguez Córdoba

Ciudad Valles, San Luis Potosí a 16 de septiembre del 2021, Lejos estamos de la otrora Verde Huasteca, lugar donde el juego del color verde y los multi tonos turquesas alimentaban de humedad y vida la tierra y los cuerpos de agua, generando así un delicado y robusto equilibrio natural que generaba vida, literal, el Edén en esta tierra maravillosa; y como tan importante es nuestro amor a nuestra patria debemos de igual forma o más amar nuestros bellos paisajes y recursos ya que nuestro país depende de ellos.

Al respecto el Director de Ecología Municipal, Fernando Domínguez Córdoba resalta que hoy estamos ante un panorama diferente del que nuestros abuelos platican, las torrenciales lluvias de mayo simplemente se fueron, los huracanes de septiembre hoy ni sus luces y ante ello, esta hermosa región ha visto pasar tres generaciones, que simplemente no hicimos absolutamente nada por proteger nuestros recursos.

Afirma, le quedamos a deber a nuestra Madre Tierra y hoy, nosotros, nuestros hijos y nietos estamos apenas atisbando la punta del iceberg de lo que se nos puede venir... una catástrofe ambiental, ¿y qué podemos hacer?

Menciona que numerosas publicaciones han marcado el año del 2031 como el punto de no retorno, es decir en diez años el planeta llegará al punto que lo que hagamos será insuficiente para resarcir el daño ecológico que le hemos causado.

El Valle de Oxitipa, el Tantocob de ayer, el lugar de nubes que es posible gracias a la maravilla orográfica de Tanchipa al oriente, la sierra de Tamasopo, Aquismón y Xilitla al oriente y sur respectivamente, de manera literal atrapaban la humedad que llegaba con los vientos del Golfo de México y condensaba en forma de lluvia, el agua que alimentaba nuestros cauces y daba vida a esta fértil región, hogar de miles de especies, de una riqueza incalculable en cuanto a biodiversidad... ¿y qué pasó?

Menciona que los monocultivos, ganadería extensiva, tala inmoderada, nula planeación en los asentamientos humanos y precarias políticas ambientales que permitieron y permiten hasta hoy cambios de uso de suelo; prácticas de agricultura en lugares con pendientes que propician la erosión, saqueo indiscriminado de todo tipo de plantas de gran valor biológico como ejemplo, las orquídeas, aún hoy en los tianguis dominicales podemos apreciar el saqueo y venta a plena luz de especies que deberían conservarse, tráfico de animales como el loro cabeza amarilla, guacamayas, o faisanes, no se diga la caza furtiva de venados, puma, jaguares y cuanta cosa se mueva, todo frente a nuestras narices, contaminación de nuestros ríos provocada por las dos o tres industrias de la región que funcionaron y aún funcionan bajo una impunidad contra la que hoy seguimos.

¿Y qué necesitamos? Cuestiona el ecologista y responde, simplemente replantearnos cada uno de nosotros la necesidad de proteger nuestro entorno, de proteger nuestro patrimonio biológico, no solo por la moda del turismo y la sustentabilidad, sino simplemente porque es el lugar donde vivimos, nuestra casa, y es lo único que heredaremos a nuestros hijos.

Dice creer que , creo que no todo está perdido, cada vez hay más voces que reclaman y presionan a las autoridades ambientales a poner fin a la apatía de la aplicación de las leyes, que ya están allí, escritas, reglamentos finamente pulidos por nuestros abogados, artículos que señalan uno a uno, qué NO y que SÍ debemos hacer en materia ambiental, es urgente el trabajo de la sociedad asumiendo las responsabilidades y obligaciones que como ciudadanos tenemos, a esto debemos sumarle no cejar en la educación ambiental ya que nuestros jóvenes y niños invariablemente tomarán la estafeta y serán los guardianes de lo mucho o poco que hoy podamos rescatar.

"Espero que en unos años podamos saltar, nadar y beber en las cristalinas aguas de nuestros ríos como lo hicieron nuestros antepasados, lo cual sería el premio a la tarea bien hecha que hoy aún tenemos pendiente de hacer".

 


emsavalles© 2006 - 2021 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.