Domingo, 05 de Abril de 2020
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 20 de Marzo al 26 de Marzo de 2020

La otra cara de la moneda; hombres violentados

La otra cara de la moneda; hombres violentados

Mariel Sánchez


En 2015, el INEGI registró 20 mil 762 muertes por homicidio en el país, de las cuales 18 mil 293 fueron de hombres y dos mil 383 de mujeres.

La violencia en la sociedad es un tema que impera primordialmente en el sector femenino, sin embargo existe también la violencia silenciosa contra el género masculino, debido que los hombres también sufren de violencia de género, muchos casos, no tienen que ver con relaciones de pareja.

Este silencio, sobreviene porque los hombres tienen mayores problemas a la hora de pedir ayuda por el estigma que relaciona al varón con el "sexo fuerte", mientras que las mujeres son el "sexo debil", así cada uno en su género ha sido catalogado desde hace muchos siglos, tomando en cuenta, que en términos de fuerza "bruta", la mujer carece de ello.

Si bien es un fenómeno menor al que padecen las mujeres, los hombres también son víctimas de violencia de género en proporción a las que afectan al sexo femenino, aunque el flagelo usualmente es mantenido en lo más oculto, debido a que los hombres tienen mayores problemas a la hora de pedir ayuda, por ser hombres.

De acuerdo a datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el maltrato hacia el hombre se enmarca dentro de la violencia doméstica, casi en un 25% de las denuncias en este respecto de 2011 corresponde a hombres maltratados por sus parejas.

Del total de 5.632 personas denunciadas por violencia doméstica, el 76,2% fueron hombres y un 23,8% mujeres.

El INEGI destaca, que entre los principales motivos por las cuales los hombres no denuncian ser víctimas de violencia doméstica se pueden encontrar los siguientes:

Sentirse avergonzado: Cuando se produce la violencia contra el hombre, generalmente ésta suele ser vista con risas entre las demás personas.

Dificultad para ser creído por las autoridades. Generalmente la policía no suele dar mucha credibilidad a los hombres maltratados, o en caso de creerse, se minimizan los abusos.

Negación del problema. Esto es común en los dos géneros, independientemente de la parte que sea maltratada, siendo la idealización un factor imperante para que esto suceda.

En el caso de algunos homosexuales hombres. Temor a tener que reconocer públicamente su identidad sexual, pues un alto porcentaje lo oculta de sus familiares, principalmente.

Conscientes de lo anterior es que el Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve) busca apoyar a las y los jóvenes con problemáticas psico-emocionales como lo es la violencia doméstica, a través de psicólogos que brindan su atención a todos aquellos que lo necesiten, de manera gratuita y que les permita en un futuro, dejar esa relación tóxica y desarrollarse plenamente.

El silencio que emprenden los hombres al vivir una situación de esta índole, es a causa de la falta del miedo al ridículo; falta de recursos; falta de apoyos jurídicos; falta de apoyo familiar; problemas de credibilidad y la creencia en el merecimiento de la violencia.

Como se mencionó anteriormente, la violencia ejercida contra un hombre no supone precisamente venga de una pareja, pues los más graves suelen ser los adultos mayores agredidos por sus propias hijos (as), en un problema que excede a la realidad nacional.

Debido a que en nuestro país no existen programas puntuales o instituciones exclusivas para la atención de los hombres víctimas de violencia familiar, el único indicador hasta el momento se basa en registros estadísticos realizados en febrero de este año por el INEGI.

La problemática se relaciona, en líneas generales con la cuestión de la violencia doméstica, que engloba casos de agresiones en el seno de la familia.

Al igual que ocurre con las mujeres, los varones agredidos sufren problemas de autoestima que les impiden salir de la serie de eventos violentos por parte de sus parejas.

Sin embargo, en estos casos puede llegar a ser más difícil sobreponerse a la situación, debido a la acepción cultural del llamado patriarcado, que propone la dominación masculina y un supuesto mayor poderío físico.

Existen especialistas que hacen hincapié en la incapacidad que tiene el hombre para denunciar el maltrato por vergüenza cultural o, en ciertas ocasiones, por desconocimiento verdadero de estar padeciendo este tipo de violencia, situación que se potencía con la falta de datos.

La sociedad ha puesto en agenda pública la prevención y el tratamiento de las mujeres víctimas de violencia de género, que hoy en día ocupan ciertamente un lugar crítico, pero apenas existen tratamientos e información para atender los casos de hombres maltratados.

El sexo masculino es también víctima de violencia psíquica y hasta económica, ejercida por las mujeres a través de sus hijos.

A pesar del bajo índice en comparativo con los casos de violencia contra la mujer, las autoridades coinciden en la importancia de hacer campañas para visibilizar este delito, aunque lamentablemente, sean las mismas autoridades quienes mantengan una actitud reacia y muchas veces burlona, al atender la denuncia de un hombre que ha sido víctima de violencia de género.

facebook. emsavalles Noticias Publicidad
twitter. @emsavalles
sitio web. emsavalles.com
e-mail. emsavalles@hotmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2020 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.