Lunes, 20 de Enero de 2020
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 04 de Enero al 10 de Enero de 2020

La respuesta de Dios al temor, ansiedad y preocupación

La respuesta de Dios al temor, ansiedad y preocupación

Pastor Héctor de Luna Espinosa


Han corrido por las redes mensajes que se han hecho virales sobre lo que pasará en 1 de enero con las tarjetas de crédito y sobre una presunta cacería fiscal y cosas como esas que nos atemorizan y quitan el sueño.

Pues hoy quiero hablarles sobre el temor, la ansiedad y la preocupación y la respuesta de Dios a todo eso.

Cuando un niño tiene miedo a la oscuridad necesita que alguien le dé seguridad y lo mejor que se puede hacer es encender la luz para que vea que no hay un monstruo bajo la cama. Necesita las palabras de un adulto que le aseguren y le ayuden a ver la perspectiva correcta.

Lo mismo nos pasa cuando, como niños pequeños, tenemos miedo y estamos preocupados, necesitamos las palabras de nuestro Padre Celestial que nos den seguridad en los tiempos de ansiedad.

Quiero ver 2 pasajes que encontramos en Juan 14 y en Mateo 14.

En Juan 14 encontramos una historia en la que Jesús les está hablando a sus discípulos en el Aposento Alto, y para entender mejor el contexto necesitamos saber que fue un poco después de que ellos supieran que iba a ser crucificado. Y que los iba a dejar. Necesitamos entender que ellos estaban muy estresados, muy atemorizados y llenos de ansiedad, en ese ambiente es que Jesús les dijo las siguientes palabras:

Juan 14:1 No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.

2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.
3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

4 Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.

No permitas que tu corazón se turbe.

(NTV) »No dejen que el corazón se les llene de angustia; confíen en Dios y confíen también en mí.

Cuando te dan una muy mala noticia tu corazón se turba. Jesús no les dijo que no tendrían problemas, antes les dijo que no se turbaran en medio de los problemas.

No importa cuánto dinero generes o en qué trabajes, nunca tendrás una vida libre de problemas. El rico se angustia por su dinero, el pobre porque no lo tiene.

Cuando Dios es mi Pastor, es mi Padre y es mi Rey puedo descansar aun en medio de las tormentas de la vida.

Un Pastor que suple todas mis necesidades y puedo decir que nada me faltará.

Un Padre que me ama tanto que a pesar de mi vida desorganizada y descarriada me acepta, me recibe, me adopta y me ve como Su hijo. No como esclavo o siervo. Soy Su heredero.

Y cuando pienso en Él como un Rey, eso me habla de Su soberanía y poder.

Cuando ves lo grande que es Dios, luego tus problemas se hacen tan pequeños.

Así es que quiero recordarte de Su poder, majestad y grandeza para que pongas tus problemas en la perspectiva correcta.

En una ocasión Jesús dijo a Sus discípulos “pasemos al otro lado” y se subieron a la barca y comenzaron su camino por el Mar de Galilea

Marcos 4:37 Pero se levantó una gran tempestad de viento, y echaba las olas en la barca, de tal manera que ya se anegaba.

38 Y él estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal; y le despertaron, y le dijeron: Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos?

39 Y levantándose, reprendió al viento, y dijo al mar: Calla, enmudece. Y cesó el viento, y se hizo grande bonanza.

40 Y les dijo: ¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe?

Es mejor estar en la tormenta con Jesús que estar en cualquier lugar sin Él.

Si Jesús está en mi barca estaré bien.

Jesús les había dicho vamos al otro lado, Él siempre cumple lo que dice.

“Vayamos al otro lado” No les prometió un viaje calmado sino un destino seguro. Llegarás al otro lado.

La otra historia (Mateo 14), también en el Mar de Galilea, también hay una noche tormentosa.

Los discípulos estaban en la barca pero Jesús no estaba con ellos, pero entonces voltean y ven a Jesús caminando sobre las olas,

Mateo 14:24 Y ya la barca estaba en medio del mar, azotada por las olas; porque el viento era contrario.

25 Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el mar.
26 Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, diciendo: ¡Un

fantasma! Y dieron voces de miedo.

Mateo 14:27 Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis!

28 Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas.
29 Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús.
30 Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame!

¿Por qué Pedro se comenzó a hundir? Porque tuvo temor. El temor te hunde.

La ansiedad, el temor y la preocupación hacen que nos hundamos.

¿Cómo debes de enfrentar el 2020? No con temor porque te hundes, antes acude al Señor. Que Jesús sea tu Salvador.

Pedro se hundió porque quitó su mirada de Jesús.

Recordemos que Jesús les dijo “Vayamos al otro lado”. Él quiere acompañarte todo el camino para ayudarte a pasar por entre las tormentas.

Pero también quiere llevarte por todo el camino para que alcances la vida eterna.

No te prometió navegar en la calma, te promete llegar al otro lado.

Juan 14:1 No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.

2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.
3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.
4 Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.
5 Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino?
6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

facebook. emsavalles Noticias Publicidad
twitter. @emsavalles
sitio web. emsavalles.com
e-mail. emsavalles@hotmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2020 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.