Viernes, 16 de Noviembre de 2018
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 19 de Octubre al 25 de Octubre de 2018

Perfil Psicológico del “Monstruo de Ecatepec”

Perfil Psicológico del “Monstruo de Ecatepec”

Nallely Rivera


Hace unos días el país se conmocionó como hacía años no lo hacía, se conoció la historia de una pareja feminicida que mutilaba cuerpos, cocinaba a sus víctimas y las daba de comer a sus perros, atrocidades que parecieran haber salido de una película de terror, pero que durante 6 años habían ocurrido en el Estado de México sin que nadie los hubiera descubierto.

De demostrársele culpabilidad en los crímenes que se le imputan a Juan Carlos “N”, llamado el “Monstruo de Ecatepec” se convertiría en el asesino serial que más vidas haya arrebatado en la historia de México, incluso superando a Juana Barraza, la “Mataviejitas”, quien asesinara a 16 adultos mayores.

De acuerdo a las confesiones del inculpado, sus crímenes comenzaron en el 2012, asesinando a una niña de 13 años de edad, confiesa haber matado a 20 mujeres, iniciando solo unas semanas después de que fuera abandonado por su esposa, acontecimiento del que él mismo dijo, no se pudo recuperar, nunca buscó atención psicológica y solo se dejó deprimir.

Posteriormente recibiría la ayuda de su esposa para perpetrar los crímenes, identificada como Patricia “N” y quien, en un principio, de acuerdo al propio Juan Carlos, habría sido también una de sus víctimas, pero no contaba con que cuando la conociera ella “le haría la noche, lo alivianó y lo hizo reír”, por ello decidió no arrebatarle la vida y hacerla su pareja.

En su primera declaración manifestó sentir un odio profundo por las mujeres y sin culpa o remordimiento comentó “Si yo no fui feliz en ese momento nadie lo va a ser y mientras yo siga aquí en la tierra voy a seguir haciendo todo el daño que yo pueda y divirtiéndome de ese daño”.

Mencionó haber sufrido de abuso sexual en su infancia por parte de la mujer que lo cuidaba y ser testigo de la constante violencia entre sus padres y agresiones de parte de su madre a su progenitor con cuchillos y navajas, dijo sentir impotencia por no poder defenderlo y solo atinó a jurarse a sí mismo que; “Ni una pinche vieja me va a faltar al respeto jamás”.
Basado en sus declaraciones los especialistas han determinado que Juan Carlos “N”, es un psicópata que carece de empatía, pero entiende la diferencia entre el bien y el mal.

¿Cómo funciona el mecanismo en la mente de un asesino en serie?
Como profesional de la Psicología, Saúl Castillo Ponce nos comenta que desde su infancia Juan Carlos, el “Monstruo de Ecatepec” fue consciente de que su razón, opinión y personalidad eran débiles ante mujeres, se abocó a un comportamiento antisocial, en esta lógica el miedo y la frustración por los abusos y el modelo de mujer representado en su madre le impulsaron a cometer estos actos.
Es en esta forma de raciocinio alterado que “Si los otros tienen miedo y frustración, él no, si el miedo está en los otros, no lo llevara él en su interior”.

¿Qué origina que una persona se convierta en uno?
Sin ser una regla, los asesinos en serie suelen llevar una vida solitaria en su infancia y/o adolescencia, por circunstancias como el abandono, familias disfuncionales, carencias afectivas, padres dominantes, malformaciones físicas o trastornos mentales, el futuro asesino se ve ajeno del mundo de juegos y satisfacciones y se refugia en fantasías, siendo aquí donde puede tomar forma la necesidad de agredir o matar a las personas de las cuales percibe abuso o discriminación.

En el caso particular del mal llamado “Monstruo de Ecatepec” hay antecedentes de abusos físicos, sexuales y psicológicos, esto explica los crímenes cometidos en relación a su pasado.

Como vertientes están la biofisiológica; habla de una caída con impacto en su lóbulo frontal, el cual tiene entre sus funciones controlar los impulsos emocionales, las lesiones en esta área puede provocar graves alteraciones como la pérdida de expresión emocional (no muestra arrepentimiento en su declaración), déficit en el control de los impulsos, desinhibición, cambios de personalidad, conducta antisocial, falta de empatía, capacidad de juicio alterada y poca tolerancia a la frustración.

La parte social, lo de mayor influencia en su conducta criminal, el individuo expresa un odio hacia su madre y las mujeres en general, en su etapa de adulto vivió el abandono de una pareja, siendo este último el detonante para perder el control de los impulsos y conductas que antes mencionamos, en su teoría y autodiagnóstico él proyecta el odio hacia las mujeres que le hicieron daño asesinando a otras.

¿Son conscientes del daño de sus acciones y esto les provoca placer?
Si, son completamente conscientes de lo que hacen, hasta pueden describirse a sí mismos como héroes; en las alucinaciones auditivas que presenta refiere no estar tranquilo hasta limpiar este mundo de porquerías (refiriéndose a las mujeres)

De acuerdo a él quería matar a 100 mujeres y “llevaba muy poquito para mi propósito”.


¿Hay algún patrón en común entre todos ellos?

Es el mismo patrón (guardando proporciones) que tiene el bebedor, el fumador, el apostador, etc. un patrón de constante tensión al tener dificultad de controlar el impulso y la compulsión de hacer aquello que le causa placer.

¿Cómo se pueden detectar los signos de alarma de alguien que podría convertirse en un asesino en serie?

Es muy difícil poder detectar rasgos de un asesino serial, incluso sus vecinos se refieren a la pareja como personas comunes y corrientes, incluso “insignificantes”, en sus declaraciones podemos ver a una persona que tiene una fluidez verbal adecuada que incluso es capaz de manejar a quienes lo están entrevistando adulando con el término “patrón”.

Si tuviera que mencionar signos de alarma diría que el asesino presenta una personalidad psicopática o trastorno antisocial de la personalidad de base (definiendo esto como la incapacidad para sentir las emociones morales humanas fundamentales como el amor, empatía, compasión, así como sentimientos de culpa, entre otros.)

¿Es posible que se puedan regenerar y reincorporarse a la sociedad exitosamente?
Partiendo de que no hay una causa única para convertirse en un asesino serial, es muy aventurado poder dar un pronóstico; sin embargo, partiendo de los fundamentos psicológicos y psiquiátricos es muy positivo el resultado del tratamiento y como muestra de ello podemos asegurar que no todas las personas que sufrieron los mismos antecedentes de “El monstruo de Ecatepec” son asesinos, incluso algunos utilizan los mecanismos de defensa de la psique para convertirse en artistas o deportistas que admiramos.

No se ha podido determinar a cuántas mujeres asesinó Juan Carlos en compañía de su pareja, cuando fue detenido confesó el homicidio de 20, pero los investigadores creen que pueden ser más.

Juan Carlos y Patricia están bajo arresto y vinculados a proceso por el delito de trata de personas, acusados también por homicidio, delitos contra el respeto a los muertos y violación de las leyes de inhumación y exhumación.

La pareja podría alcanzar una pena de hasta mil años de prisión.

facebook. emsavalles Noticias Publicidad
twitter. @emsavalles
sitio web. emsavalles.com
e-mail. emsavalles@hotmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2018 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. emsavalles@prodigy.net.mx
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.