Martes, 14 de Agosto de 2018
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 03 de Febrero al 08 de Febrero de 2018

El andador de Valle Alto: Símbolo de corrupción

El andador de Valle Alto: Símbolo de corrupción

Manuel Ramos


Es lunes lluvioso. La tierra mojada en aquel fraccionamiento de Valle Alto se revuelve con los escombros, las piltrafas y los vestigios que ha dejado un trascabo suspendido en un rincón, bajo un árbol medio seco que se resiste a morir. Hay pedazos de bloques esparcidos por ese camino hecho por el hombre, cubetas rotas, rocas amontonadas, raíces salidas de las grietas húmedas, pasto semicortado, varas y palos secos, trozos de láminas con herrumbre, botellas de plástico, bolsas de hule y montones de basura que llenan esa brecha que quieren abrir hacia un fraccionamiento que tiene años.

EL NUEVO ANDADOR
Toda esta serie de objetos han salido a flote para poder crear un camino hacia la parte posterior que les dé fluidez a quienes habitarán este nuevo conjunto habitacional, mismo que está registrado en Catastro Municipal y el Registro Público de la propiedad con la denominación de andador, por donde circularían sin problemas, luego de haberlos tenido con las autoridades municipales por haber construido una pendiente hacia la carretera Valles-Mante, por el lado del llamado “Puente Negro”, debido al riesgo de accidentes que podrían generarse.

Hay que recordar que fueron numerosas quejas por parte del antiguo fraccionamiento que siempre se caracterizó por su tranquilidad y pacificidad, antes de que llegara este conglomerado, el cual ha causado reacciones graves no solamente ante las instancias competentes que son las encargadas de verificar, revisar, evaluar y poner orden, como lo son Obras Públicas, Protección Civil y Tránsito Municipal, quienes ya estudiaron este proyecto e inhabilitaron el acceso principal, pero las labores no se detuvieron, por lo que los más afectados fueron los habitantes del sector que se encuentra en la parte posterior, y ahí es donde las reacciones fueron mayores.

Las retroexcavadoras continuaron raspando y limpiando el acceso hacia la parte de atrás, dejando huellas de hacinamientos de tierra y concreto, lo que significa que el asunto no va a parar, y a pesar de las protestas se realizará, pues aunque los encargados de la constructora Invercasa no han oficializado el término de la obra, los problemas parece que seguirán, debido a que los riesgos ahora se enfocarían en el sector de atrás, donde al parecer el 26 de Enero, muy tempranamente, los vecinos presentaron un escrito dirigido al Director de Obras Públicas Municipal, Julián Carrillo, en rechazo a las labores de obra civil realizadas en este andador de nombre “Zambia”, pues han referido que de acuerdo a lo que señala el artículo 44 del Reglamento de Construcción Vigente en Ciudad Valles, los andadores son solo para uso exclusivo de peatones, no para que circulen vehículos a diestra y siniestra, a menos que sean unidades de emergencia como patrullas, ambulancias, bomberos o de protección civil, fuera de estos vehículos, los demás tienen restricciones legales.

SÍMBOLO DE CORRUPCIÓN
El andador Zambia es una muestra manifiesta de la corrupción que impera en las compañías constructoras, donde sale a relucir la ambición de un proyecto manipulado, tergiversado por empresarios que buscan la inversión de capitalistas de quién sabe dónde, y que a su vez genere mayores edificaciones donde puedan habitar las nuevas generaciones que revitalizarán estas compañías, económicamente hablando, mismas que dan facilidades para obtener vivienda, con mantas que lustran “Casas nuevas en privada Fovissste sin sorteo”.

Como se sabe, muchas de las veces los temas de construcción son proclives a la corrupción y por qué ocurre esto, pues es simple de entender, mientras que en otros estados de la república, o de nuestro propio estado el esfuerzo por la transparencia se lleva a cabo para mejorar la eficiencia de las inversiones públicas en construcción e infraestructura, en otros se vislumbran otros objetivos, y uno de ellos es el de ejercer de anzuelo para atraer inversionistas privados, o ganar puntos a la hora de acceder a organismos internacionales, y eso es lo que está buscando Invercasa, a quien no le interesa si afecta a terceros, familias completas y predios que tienen años de vivir en santa paz. Lo que interesa aquí es el capital y nada más. Esa es la principal vertiente de las constructoras, esa siempre ha sido, pero hay que saberla hacer, y esta empresa que ha fincado en Valles un negocio redondo, a leguas se mira que va de la mano con la corrupción. Mientras no considere las peticiones de quienes se ven afectados en sus espacios territoriales, mientras no reflexione y tome en cuenta estas opiniones habrá un vínculo corruptivo.

Invercasa violó los reglamentos de construcción, pues al situar este conjunto habitacional en una zona irregular, al querer imponer a fuerza un andador en contra de la ley, restringe en cierta manera el derecho social, y este esquema tentativo no puede ser tangible en el bienestar de personas ajenas a un problema particular, no puede. Por ello esta especie de moción de censura que objetan los habitantes del sector posterior es aceptable, están en todo el derecho común de frenar estas corruptelas que los minimiza, que los deja en el aislamento ante los ejecutores de estos proyectos.

PARTICIPACIÓN CIUDADANA
Invercasa debió en un principio prever estas aplicaciones, proponer, cuestionar y tomar acuerdos premeditados no solo con las autoridades, sino también con los vecinos afectados, pues de esa manera podría saber si era efectivo este andador o de lo contrario, buscar otras opciones de viabilidad. Como se dice por ahí, los mecanismos de participación ciudadana no cierran el bucle entre ciudadanos e instituciones, porque la construcción y la infraestructura en Ciudad Valles jugarán un rol fundamental en los próximos años.

Hay que ver que Valles no es una ciudad de infraestructura similar a la capital potosina, a Monterey, Guadalajara o la CDMX. Sí, tal vez hemos crecido en los últimos 20 años: hay mucho más coches que en los noventas, más personas, más escuelas públicas y privadas, más empresas nacionales y extranjeras, más centros comerciales y tiendas de autoservicio, y por supuesto mucho más fraccionamientos, pero ese desarrollo urbano está lejos de ponerse a la par de las economías desarrolladas, porque son pocos los que quieren apostarle a una zona a la que nadie le ha invertido realmente por temor a fracasar, por miedo a que no funcionen los proyectos, y para ello es necesario tomar en cuenta la opinión y participación ciudadana, ahí está la clave, sino verdaderamente todo objetivo está destinado a la ruina.

Por ello es indispensable transparentar el sector de la construcción, para que este sea más eficiente, dinámico, y cercano a la ciudadanía. En una región que está apostando por la transparencia y los datos abiertos, este sector no puede quedarse atrás, se debe integrar a la comunidad misma en el desarrollo social, para no crecer a diestra y siniestra como está sucediendo actualmente, magnetizando problemas que bien se pueden advertir antes de sumergirse en el río donde nos arrastre la corriente.

facebook. emsavalles Noticias Publicidad
twitter. @emsavalles
sitio web. emsavalles.com
e-mail. emsavalles@hotmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2018 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. emsavalles@prodigy.net.mx
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.