Miércoles, 25 de Noviembre de 2020
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO

Opinión

Maranata

Por Héctor de Luna Espinosa

Hechos 1:9 Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos.

10 Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas,

11 los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.

Luego de Su resurrección, después de estar cuarenta días con sus discípulos, Jesús ascendió al cielo. Dos ángeles anunciaron a los discípulos que un día Jesús volvería de la misma forma en que se fue: corporal y visiblemente. Nosotros debemos estar listos para esta venida sorpresiva.

Existe una palabra aramea que significa "el Señor viene" o "Ven, oh Señor" que se convirtió en un saludo común entre los creyentes: Maranata.

La iglesia primitiva enfrentó mucha persecución, y la vida de un cristiano bajo el gobierno romano no fue fácil. Los romanos exigían que todos declararan que César era dios. Los primeros cristianos sabían que hay un solo Dios y un Señor, Jesucristo, y su conciencia no les permitía llamar a César "Señor", por lo que los romanos los consideraban traidores, los perseguían y los mataban.

Viviendo en esas condiciones adversas, la moral de los creyentes fue levantada por la esperanza de la venida del Señor. "¡Maranata!" se convirtió en el saludo común de los creyentes oprimidos, reemplazando el saludo judío Shalom ("paz"). Los seguidores de Jesús sabían que no habría paz porque Jesús se lo había dicho (Mateo 10:34; Lucas 12:51). Pero también sabían que el Señor regresaría para establecer Su reino, y de esa verdad obtuvieron un gran consuelo. Constantemente recordaban y se les recordaba que el Señor vendría (Lucas 21:28; Apocalipsis 22:12). Jesús enseñó varias parábolas sobre el mismo tema de velar, esperar y estar preparado para Su regreso (Mateo 25:1-13; Lucas 12:35-40).

En la actualidad, los que creemos en nuestro Señor y Salvador Jesucristo debemos estar expectantes sabiendo que Él puede venir en cualquier momento. Todos los días debemos esperar que Él venga, y todos los días debemos desear que Él venga.

Si solo vemos las cosas que nos rodean, estaremos pensando solo en lo material. Pero poniendo nuestra mirada en las cosas de arriba, veremos con esperanza la venida de nuestro Señor Jesucristo.

A todos aquellos que están pasando por desánimo: Maranata

A todos aquellos que están preocupados: Maranata

Maranata a todos aquellos que están enfrentando problemas. Nuestro Señor viene.

Apocalipsis 22:12 He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.


emsavalles© 2006 - 2020 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.