Jueves, 12 de Diciembre de 2019
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 23 de Noviembre al 29 de Noviembre de 2019

Queremos ver a Jesús

Queremos ver a Jesús

Rodolfo del Ángel del Ángel


Esta fue la solicitud de aquellos extranjeros griegos que se acercaron a los discípulos según nos narra el evangelio según San Juan: “Señor, queremos ver a Jesús” (Juan 12:20). La expresión está llena de sentido. En primer término, el hecho de que el apóstol Juan halla incluido este pasaje en la narrativa de la vida y le ministerio del Señor revela claramente como la vocación redentora de Jesús alcanzaría a la familia humana sin distinción de nacionalidad, género o status social. El amor de Jesús es así, un amor universal por todos los pecadores. Ciertamente como Jesús lo afirma enseguida el habría de morir para traer mucho fruto para Dios, su salvación sería anunciada a todos los pueblos y naciones de tal modo que siendo levantado a todos atraería a el mismo.

Pero en estas palabras hay todavía un significado más profundo y desafiante. Aquellos griegos no verían satisfecho su necesidad y su búsqueda hasta no ver a Jesús. La gente busca esperanza, anda inquiriendo para satisfacer las necesidades profundas del alma: Salvación, seguridad, paz, comunión, relación con lo divino. En aquel tiempo los extranjeros preguntaron a sus discípulos, es decir, a aquellos los que andaban con Jesús. ¿Dónde deben buscar las personas hoy para llenar sus búsquedas insatisfechas? ¿A quiénes puede acudir la gente para encontrarse con Jesús?

La respuesta sigue siendo la misma hoy que entonces, a los que andan con Jesús, a sus discípulos. ¿Pero cómo se ha de hacer Jesús presente, visible y tangible si él ha ascendido al Padre? Jesús mismo responde a estas inquietudes, pues al saber Jesús que inquirían por él respondió que en su muerte y glorificación él traería abundante fruto de salvación y que luego él se haría presente en el mundo a través de sus seguidores: “donde yo esté, allí estará mi servidor” (Juan 12:26). ¡Que palabras más desafiantes! Él está presente vivo y resucitado allí donde están sus siervos. Eso significa que en cualquier sitio donde los cristianos aman y sirven en su nombre allí está el Señor, allí puede ser encontrado, visto y escuchado en todo su poder redentor.

Todo esto significa que si la gente no encuentra a Jesús hoy día es que no advierte claramente la presencia de sus servidores. El mundo reclama mucho más que una definición del evangelio, más que una religión organizada o fríos dogmas impersonales. Necesita con urgencia una prueba vibrante del poder transformador de Cristo a través de la presencia de sus discípulos que se entregan a la humanidad en su nombre para abrazar a los pecadores, para amar sin condiciones, para compartir generosamente, para preocuparse de los más pequeños y sencillos, para saciar al hambriento, para defender al huérfano, a la viuda, al pobre, el extranjero y al desamparado, para compartir la pasión de Jesús de llevar una palabra y una presencia que significa esperanza y salvación allí donde todo parece perdido.

Así es que no olvidemos que la gente alrededor sigue inquiriendo: “Queremos ver a Jesús”. En nuestro compromiso como discípulos de Cristo ¿encuentran ellos la respuesta a su búsqueda?

 


emsavalles© 2006 - 2019 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.