Martes, 17 de Septiembre de 2019
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 30 de Agosto al 05 de Septiembre de 2019

Oración de sanidad para el alma herida

Oración de sanidad para el alma herida

Pastor Rodolfo del Ángel del Ángel


Señor, una vez más el dolor y la necesidad me traen a ti. Mi voz es apenas un gemido, débil eco del llanto y del dolor de mi alma. Tú sabes cómo trato en vano de encontrar la paz y la alegría cada día, pero mi alma parece un desierto yermo y sin vida. Soy como un niño pequeño asustado y acurrucado en un rincón oscuro de una habitación, lleno de miedo y hambriento de afecto y de seguridad. Quienes me miran no advierten que tras mi rostro sonriente y mi actitud desenfadada se esconde una criatura asustada, herida, que fue lastimada muchas veces y carga recuerdos dolorosos que atormentan el alma, alguien que quiere confiar, que necesita amar y ser amado, pero que teme tanto porque no cree que sea posible encontrar el bienestar y la felicidad ¡Qué difícil carga, Señor vivir siempre al borde de la traición, caminar sobre el filo del miedo! ¡Qué difícil necesitar tanto de alguien pero no poder confiar ni creer en nadie porque uno se siente condenado a la infelicidad, al destino fatal de perder siempre, de sacar la peor parte en todo y ver como los sueños y las ilusiones ser rompen en mil pedazos como un cristal golpeado por una pesada roca!

Señor, ese temor me lleva a la desconfianza. Claro, si no comprometo demasiado mis afectos y mantengo a las personas lo suficientemente alejadas, nunca me sentiré engañada, pero la realidad es que termino saboteando las amistades verdaderas y toda relación que vale la pena, de tal manera que me aseguro de que la profecía autoimpuesta, que se ha vuelto el guión de mi vida se cumpla: a ti nadie te puede querer, y así termino preguntándome por qué, porqué las personas se alejan de mí ¡Qué difícil vivir siempre a la defensiva, siempre vigilante de lo malo que me pueda suceder o el dolor que me puedan causar!

Señor Jesús, hoy quiero ser libre, ayúdame a ser libre de mi mismo, de mis miedos irracionales y sin sentido, libre para elegir el bienestar y la paz a pesar del sufrimiento, libre para amar sin miedo y sin falsas ataduras. Tú dices en tu Palabra que has venido a dar vida y vida en abundancia, tú invitas a los que están agobiados por sus cargas a ir a ti para encontrar liberación. Que en este momento tu perfecto amor me rodee. Ven e inunda mi alma, te lo ruego, con la dulce paz de tu presencia. Sana, te suplico todas mis heridas y todo recuerdo doloroso.

Que no olvide que tu lloraste para que yo pudiera encontrar consolación, que tus pies y manos fueron traspasados y heridos para que todas las heridas de mi alma fueran curadas, que tu llevaste soledad y traición para que yo nunca estuviera solo, que la medida de tu amor fue la entrega de cruz para que yo viviera siempre con la certeza de que nada me puede apartar de ti, y que resucitaste no solo para darme la certeza de la salvación y la vida eterna, sino también para darme el poder de levantarme de la postración, del dolor, del temor, hacia la vida plena y real que tú tienes para mí.

Señor, hoy recibo tu abrazo sanador, tu palabra liberadora, la seguridad de tu presencia y la capacidad para vivir abierto a la vida, a la alegría y al amor.

Gracias, Señor por ser mi libertador y sanador.

 


emsavalles© 2006 - 2019 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.