Domingo, 15 de Septiembre de 2019
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 24 de Agosto al 30 de Agosto de 2019

La Sentencia Humanamente Impagable

La Sentencia Humanamente Impagable

Pastor Héctor de Luna Espinoza


Recientemente fue dada a conocer la sentencia impuesta por un juez a Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como el Chapo Guzmán.

El juez lo sentenció a una cadena perpetua más treinta años, y ordenó al capo pagar 12,600 millones de dólares en reparación de daños.

Lo que quiere decir que necesita estar en la cárcel hasta morir, luego resucitar y seguir en la cárcel otros 30 años más, además de tener que pagar 12,600 millones de dólares.

Se dijo que el Chapo casi seguramente sería enviado a la prisión federal más restrictiva de Estados Unidos, ADX, una prisión de máxima seguridad en Florence, Colorado. Esto debido a su habilidad mostrada para escapar y evadir ser capturado.

Sin embargo, eso no es nada comparado con Abdullah Barghouti, comandante de Hamas, sentenciado por la muerte de 66 israelíes a 67 cadenas perpetuas más 5200 años sin libertad condicional en Israel. Tampoco el Chapo logra alcanzar a Terry Nichols a quien se le sentenció a 162 cadenas perpetuas más 93 años sin libertad condicional.

El Chapo, comparado con los otros dos, no parece ser realmente malo ¿verdad?
Aunque ninguno de ellos podrá en esta vida pagar su castigo.

Y es exactamente lo que nos pasa cuando nos comparamos con otras personas, sentimos que no somos tan malos. A nuestro juicio somos muy buenos.

Pero ¿qué pasa si somos medidos bajo el criterio de un Juez verdaderamente justo e incorruptible como Dios? Es decir, si somos juzgados bajo los estándares de Dios y no los humanos. Todos estaremos reprobados y tendremos que ser sentenciados. El Apóstol Pablo nos dice que no hay justo, ni aun uno (Romanos 3:10).

El Chapo pudo evadir por un tiempo la justicia terrenal escapando de las cárceles en México, lo cual le será más difícil al estar en su nueva celda en EEUU.

De igual manera, nosotros podremos evadir la justicia humana pero nunca la justicia divina, la impuesta por Dios. Estamos sin la capacidad de poder hacerlo. Nunca, ni en esta vida, ni aunque resucitáramos muchas veces seríamos capaces de alcanzar los estándares de un Dios santo.

Ni el hombre más bueno que haya pisado la tierra podrá salvarse por sí mismo. Es como tratar de que el atleta más capacitado para el salto de altura brincara para llegar al cielo. Ambos quedarán cortos. Sin duda les es totalmente imposible.

Estamos perdidos y desesperadamente necesitamos un Salvador.

Efesios 2:4-5 Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),

La fe en Cristo nos declara absueltos o "no culpables" delante de Dios. Si tienes a Cristo, tienes la vida. Fuera de Él no hay salvación.

Oración: Jesús, te doy gracias por morir en esa cruz para pagar mis culpas. Mis obras no son suficientes para alcanzar tus estándares. Te necesito. Te entrego mi vida. Se mi Señor y Salvador. Amén.

 


emsavalles© 2006 - 2019 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.