Domingo, 24 de Marzo de 2019
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 16 de Febrero al 22 de Febrero de 2019

Doctora Yolanda Camacho Gonzalo N. Santos supo adaptarse a los tiempos

Doctora Yolanda Camacho Gonzalo N. Santos supo adaptarse a los tiempos


Al disertar sobre su tesis “Hombres fuertes de México. Gonzalo N. Santos” en emsavalles.com, la doctora Yolanda Camacho Zapata reconoció que el originario de Tampamolón Corona en la Huasteca Potosina, es uno de los personajes que supo adaptarse a los cambios que se generaron en el país, al trascender del México bronco, al México de las instituciones.

Días antes, fue invitada por la Secretaría de Cultura a dar una conferencia sobre el modelo político del que muchas veces todos tienden a llevarse más por la leyenda que por los conceptos y las referencias históricas, y consideró que despertó atención porque el tema está dando para más por el tipo de gobiernos que estamos viviendo actualmente, por lo que no descartó que su tesis se convierta en un libro.

“Y creo que necesitamos este referente histórico del tipo de política que se hacía en los 40’s, para ver qué tanto hemos estado avanzando o no en modelos de gobierno en México, y estuvo muy divertido, yo sí me la pasé muy bien, yo sí espero que sea una antesala de un libro, realmente el material ahí está, lo único que tengo que hacer es tomar un poco distancia, hacerlo más accesible para leer y pues bueno encontrar quién lo publique, ya después veremos qué pasa”, expresó.

Sobre el trabajo realizado, dijo que lo primero que tuvo que hacer fue tratar de reconstruir el personaje, pues como saben el mismo Gonzalo N. Santos se encargó de escribir su autobiografía, pero a diferencia de otras de personajes políticos, en las que generalmente tratan de ensalzar su propia imagen y prácticamente ponerse como si fueran unas blancas palomas, en su caso no, más bien quiso fomentar esa imagen de bravura, que ya de por sí la gente tenía de él.

Destacó que la tarea de un historiador es ver qué tanto de lo que el personaje está contando, puede comprobarse o no, y ciertamente Gonzalo N. Santos “es un personajazo que quiso dejar una marca histórica hecha por él mismo, no por otros personajes, entonces la primera tarea que fue muy difícil, fue tratar de quitar la leyenda negra, tratar de reconstruirla, y ver qué tanto se hizo históricamente hablando con archivos que otras fuentes nos pueden mostrar”.

Para esto, acudió al Archivo Histórico de la Nación, a buscar en los expedientes, pero también a los fondos documentales de los ex presidentes Manuel Ávila Camacho y Miguel Alemán Valdés, que lo fueron en la época en la que Gonzalo N. Santos fue gobernador de San Luis Potosí, de 1943 a 1949, así como en los archivos de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Secretaría de Relaciones Exteriores, para ver si toda esa documentación empataba con lo que él cuenta en su biografía.

Señaló que quiso enfocarse en este modelo de personaje como Gonzalo N. Santos, que a diferencia de muchos otros, como Saturnino Cedillo, cuando el México bronco se trata de apaciguar y empieza el México institucional, no pudieron sobrevivir, pues simplemente en el caso de Cedillo se puso al brinco con el presidente Lázaro Cárdenas, quien trató primero de juntarlo, de hecho mandó a Gonzalo N. Santos aquí con otros emisarios, a que platicaran con él y que “por las buenas” entrara a este México que estaba tan obsesionado en construir, y que dejara de lado a sus agraristas y a la fuerza que tenía por sí mismo.

“Y en una frase muy simpática, que es de mis favoritas de Santos, él reflexiona y dice que hubiera preferido que el presidente Cárdenas lo mandara a robarse la Virgen de Zapopan, porque hubiera estado más fácil que convencer a Cedillo, cosa que efectivamente no pudieron hacer y ya vimos cómo acabó, la fuerza del estado lo acabó eliminando”, comentó.

Contrario a Saturnino Cedillo, explicó, Gonzalo N. Santos encontró la manera de adaptarse al México que estaba naciendo en aquel entonces, en el que se estaba empezando a construir el presidencialismo, que después conocimos en toda su plenitud a finales de los 70’s y principios de los 80’s, inclusive hasta los 90’s, pues ella marca el sexenio de Carlos Salinas de Gortari como el principio del fin del presidencialismo fuerte.

Refirió que este fue un periodo histórico muy largo, pues en los 40’s, el presidencialismo todavía no tenía la fuerza como para acabar con todas esas figuras fuertes que había, pero aquí destaca un concepto creado por el historiador del Colegio de México, Rogelio Hernández, que dice que a diferencia de los caciques, en el caso de ciertos hombres fuertes, como Gilberto Suárez Muñoz, como Santos, como Flores Reynoso en Zacatecas, encontraron la manera de olfatear lo que venía y para su supervivencia, en lugar de aislarse y ponerse en contra de las órdenes presidenciales, acataron la serie de reglas y apoyaron para crear lo que el presidente en turno quería en aquel entonces, que era crear normatividad y empezar a adaptar las instituciones.

“Que esto no significa que fueron unas blancas palomas las que crearon el México institucional, sino que más bien intentaban sobrevivir, entonces esa sobrevivencia los hizo empezar con programas educativos, programas de salud, reformas constitucionales, normando lo que de por sí ya estaba, como por ejemplo los impuestos, creando patronatos, etcétera, pero era por su propia sobrevivencia”, aseveró.

Y citó por ejemplo que en el sexenio de Gonzalo N. Santos en San Luis Potosí, se puede notar muy claramente que cuando empieza lo primero que hace es una reforma constitucional en el estado, que acaba siendo la promulgación de una nueva constitución, que en el artículo 56, que eran las facultades del gobernador, está llena de cuestiones que ahora se nos hace normales, pero la diferencia era la manera en que estaban redactadas.

“Era por ejemplo decir cuando el gobernador lo disponga, cuando el gobernador lo considere necesario, se le daba por ejemplo en una de las facultades, sin más ni más, sino cuando lo creyera conveniente, deshacer los ayuntamientos y nombrar consejos municipales por sí mismo, imagínense esto viéndolo ahora, cuándo lo permitirían, no se podría, y también por ejemplo tener una representación en el Congreso del Estado con voz, o sea sí podían pararse en tribuna, decir, etcétera, pero sin voto, entonces era otro México, en donde francamente decían sí lo estoy haciendo, pero lo estoy haciendo bajo el amparo de la ley”, refirió.

“Ahora lo que llama mucho la atención, o que al menos a mí me conmueve, es el hecho de que estamos también empezando a escuchar esto que pensábamos impensable, el decir pues si no está la ley bien, pues aguántenme tantito la voy a cambiar, pues para acomodarla, cosa que veíamos a principios de los 40’s, pero con la gran diferencia que han pasado más de setenta u ochenta años y ese México ya no es el mismo, pero parece que se está tratando de ‘rescatar’ o ‘traer’ ahora al presente”, advirtió.

Una de las versiones sobre Gonzalo N. Santos habla de que cuando fue embajador de México en Bélgica, tuvo algún acercamiento con Adolf Hitler y con el nazismo, sin embargo la doctora Yolanda Camacho dijo que la parte que ella buscó más estudiar, fue específicamente su sexenio, pero obviamente sí tuvo que tener contacto con toda esta documentación que le ayudó a construir el personaje desde el punto de vista documental.

“Pero déjame te digo una cosa, en honor a la verdad yo no encontré nada de la relación que haya tenido con los nazis, o sea una de las leyendas negras de Santos es justamente esa, hasta incluso apología al nazismo, yo no encontré esa cuestión, pero tampoco estuve buscándola mucho, no creo que una persona que tuviese un amor a la disciplina, como la tenía Santos, no creo que no haya sido apático, pero también es cierto que yo no puedo comprobar esa relación con los nazis, ni siquiera si les tenía admiración o no”, aclaró.

Incluso en el archivo de Relaciones Exteriores estuvo buscando algún tipo de comunicación que hiciera referencia a la Alemania nazi y no encontró nada, sólo un montón de cartas que le enviaba al Secretario de aquel entonces, en donde le contaba ciertas cuestiones relativas al ambiente que se vivía en Europa, pero con otra relación.

“A mí me dio la impresión cuando estudié los archivos de Relaciones Exteriores, que Santos se aburrió horrible cuando fue embajador, se le notaba que no estaba dentro de su hábitat, que eran las cámaras, el estar haciendo gestión política, el estar tratando de reunir el agua con el aceite, siento que no se adentró del todo en la vida del mundo europeo… y tiene por ahí una frase en su biografía que dice, a mí me mandaron de embajador no por bueno, no por premio, sino por nocivo”, relató.

Y es que Lázaro Cárdenas no le acababa de encantar, incluso decía que fue el Presidente más lobo que ha conocido, pero con piel de oveja, por eso le presentó su renuncia cuando inició su sexenio, pero él decidió mantenerlo en el servicio exterior mexicano, sin embargo “Santos creo que entendió esa reafirmación de su cargo como embajador no tanto como una distinción, sino más bien como prefiero que esté lejos de México”.

Pero es cuando llega Manuel Ávila Camacho a la Presidencia de la República y por su buena relación, que regresa a México, para ocupar otra vez un escaño en el Senado por San Luis Potosí, “entonces no lo vi yo tan adentrado o no da la impresión, así como de que haya sido muy feliz que digamos como embajador, aunque sí se nota que aprendió mucho”.

“También supo manejar muy bien su imagen, cuando era necesario era el bronco de la Huasteca, el ranchero, pero cuando fue necesario lo cierto es que sacaba los modales que presentaba en la corte del embajador de Bélgica, que ahí sí pude encontrar una relación cercana con el rey de aquel entonces de Bélgica, en donde sí había cartas y sí se notaba especialmente que su hijo tuvo algún tipo de relación cercana de amistad con el rey de Bélgica, entonces ahí sí los sacaba, realmente no creo que se haya sentido muy fuera de lugar en La Lonja, sino que más bien había una relación buena para poder manejar lo que se necesitaba para gobernar a San Luis en aquel entonces”, puntualizó.

facebook. emsavalles Noticias Publicidad
twitter. @emsavalles
sitio web. emsavalles.com
e-mail. emsavalles@hotmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2019 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.