Viernes, 14 de Diciembre de 2018
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 23 de Noviembre al 29 de Noviembre de 2018

Juan Carlos, busca su mejor regalo, un riñón

Juan Carlos, busca su mejor regalo, un riñón

Juan de Dios Hernández


Necesita forzosamente un trasplante de riñón para tener una mejor calidad de vida, incluso corre riesgos en la operación, hay riesgos de que lo rechace, que tenga sangrado, incluso de fallecer en la operación.

Juan Carlos Hernández Medina, es un joven de 14 años de edad, sufre de insuficiencia renal crónica, por lo que necesita un trasplante de riñón está enfermo desde hace un año, le realizan diálisis y está en lista de espera de trasplante para poder llevar una vida normal y volver a jugar futbol, disciplina que le apasiona, incluso antes era portero del equipo Guerreros.

EL INICIO DE SU ENFERMEDAD
Su mamá Yolanda Gaely Miranda Carrizales recordó que la enfermedad le empezó al año y medio de edad, con gripa, y fiebre, le siguió la tos, le dio neumonía. Estuvo hospitalizado ocho días en el hospital del IMSS de Ciudad Madero, Tamaulipas, fue muy difícil para ella porque le dieron pocas esperanzas de vida, duró tres meses internado y dejó de caminar.

“Fue creciendo bien, Juan Carlos siempre fue inquieto, le realizaban su diálisis, y empezó a orinar de nuevo, recuperó su función renal y fue dado de alta en Monterrey, incluso ya no tomó medicamento, pero no se supo qué fue lo que originó la falla renal”, afirma su mamá, quien piensa que tal vez fue que cuando estaba embarazada le dio varicela.

A la edad de trece años recayó de nuevo, el año pasado en Semana Santa, tenía la cara hinchada, uñas blancas, se sentía cansado, casi no quería comer, le hicieron análisis y resultó que había falla renal otra vez, que le tenían que hacer diálisis o hemodiálisis, le explicaron que Juan Carlos fue creciendo, pero sus riñones dejaron de hacerlo. Estuvo internado con peritonitis, de lo cual se recuperó.

“Juan Carlos es muy tolerante, aunque la enfermedad le cambió la vida, le prohibieron muchas cosas, no puede cargar cosas pesadas, no puede asolearse, trae conectada la manguera de la diálisis, él dice que se siente bien, le gusta andar en bicicleta, bailar, quiere su fiesta de 15 años para convivir con sus amigos, tiene muchas ganas de vivir”.

CADA NOCHE 9 HORAS CONECTADO A UNA MÁQUINA
Su mamá recordó con tristeza aquel triste 30 de abril cuando lo dializaban en el IMSS su hijo le gritaba que se le torcía la mano y la boca, lo subieron con oxígeno a pediatría, le dieron convulsiones, se mordió la boca, tuvo coágulos de sangre, ella le hablaba porque estaba consciente, fue un momento crítico.

La doctora quería meterlo a terapia intensiva, estuvo tres días entubado y sedado, porque si le daba un paro cardiaco podría morir. En tres días aprendió a dializarlo en máquina todas las noches durante nueve horas.

Nadie quiere donar, la gente tiene miedo, pero es más riesgoso para el que lo recibe, porque hay riesgo de infecciones.


Ella lo dializa en su casa, su cuarto fue adaptado, sólo tiene su cama y su mesa, su clima se le descompuso, pero trabaja en casas haciendo el aseo y vende elotes para poco a poco juntar dinero para comprarle un aire nuevo, ya que el cuarto debe estar fresco y cerrado, y en tiempo de calor incluso se enfermó de peritonitis por abrir las ventanas.

EN SU ESCUELA
Su maestro de español Ignacio Alejo, y María del Carmen Muñoz Azuara, la profesora de química, consideran a Juan Carlos como una persona extraordinaria, tiene mucha fortaleza, le pidió autorización para que tuviera una sesión extra después de clases, para recuperar sus clases que perdió cuando estuvo hospitalizado.

Además, la trabajadora social de la secundaria, Ana María Galván Cruz, dijo que Juan Carlos es muy positivo porque le gusta mucho estudiar y cuando va a clases es muy participativo, pero deben cuidarlo por su enfermedad porque no debe ejercitarse ya que trae su catéter de la diálisis.

Lo han apoyado mucho para que no deje sus estudios, últimamente ha decaído con hipertensión sistémica secundaria, ha tenido altibajos, pide que lo apoyen económicamente, porque su familia es de escasos recursos.

UN TRASPLANTE, SU ESPERANZA
Debe hacerse muchos estudios para el donante, su tipo de sangre es O positivo, en Monterrey le preguntan si tiene ya donante, pero está en lista de espera, seguiría con diálisis hasta que le donen un riñón, ella no es compatible porque no tiene el mismo tipo de sangre.

Tiene citas en IMSS en Monterrey en nefrología, está en lista de espera, no le dicen en qué número está de la lista, el médico encargado de trasplantes le sugirió que lo enlistaran en el Hospital Central de San Luis Potosí donde se maneja más trasplante cadavérico, pero lo tenía que dar de baja de Monterrey, ella no ha ido a San Luis porque no conoce a nadie, pero sí le gustaría cambiarlo.

La trabajadora social le dijo que el costo del trasplante sería de aproximadamente 120 mil pesos, pero hay una asociación que ayuda y terminan pagando de 20 a 30 mil pesos nada más.

“Es bien complicado no se da cuenta lo difícil que es la donación de órganos, se desespera uno porque su hijo necesita un riñón y quisiera sacarlo de donde fuera, hay que ser conscientes que cuando un familiar muere, deben ponerse la mano en el corazón, y donar los órganos para mejorar la calidad de vida de mucha gente”.

facebook. emsavalles Noticias Publicidad
twitter. @emsavalles
sitio web. emsavalles.com
e-mail. emsavalles@hotmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2018 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. emsavalles@prodigy.net.mx
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.