Jueves, 15 de Noviembre de 2018
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 20 de Julio al 26 de Julio de 2018

La familia Lucero Oliveros, los anfitriones del Bar Jaguar en la Huasteca

La familia Lucero Oliveros, los anfitriones del Bar Jaguar en la Huasteca


Con 33 años de experiencia en Ciudad Valles, es el actual punto de encuentro
Ubicado en Galeana y Niños Héroes, ofrece un servicio para todos los gustos

El Bar Jaguar ubicado en el cruce de las calles Galeana y Niños Héroes, es ya una tradición en Ciudad Valles, producto de un arduo trabajo de más de 33 años y una esmerada atención de su propietario Pedro Lucero Meraz, pero ahora tiene un nuevo concepto al que se integran su esposa y sus hijos, con servicio para todas las edades y todos los gustos.

Desde luego este giro en el servicio que brinda, viene precedido de un gran prestigio ganado a través del tiempo, pues esta negociación es ya un ícono en el municipio, al haberse constituido en un lugar en el que convivían importantes personalidades, políticos y el público en general, siempre en un ambiente de pleno respeto.

“En el bar tenemos ya algunos años que lentamente habíamos hecho un giro, pero ahora que ya están integrados mi esposa y mis hijos, de alguna manera quisimos darle un concepto diferente, que se sintiera un poquito más familiar el ambiente, de hecho, nunca ha tenido otro ambiente que sea muy riesgoso, siempre ha sido un lugar muy tranquilo”, expresa su propietario.

“Entonces, ahora que se han integrado ellos, con esfuerzo y todo, de alguna manera se fue haciendo una inversión y sí quisimos darle otra proyección al negocio, cada quien tiene un área, los chavos, lo no muy chavos, y los mucho no muy chavos, pues se trata de un negocio totalmente familiar”, comenta.

Su esposa Ana María Oliveros, ahora integrada al negocio, destaca que de hecho está todo en un mismo lugar, para todos los gustos o para todas las ganas que traigan de estar a gusto, “el área de mi marido, como todo mundo sabe, tiene la cantina tradicional, pero no porque sea cantina quiere decir que no van damas, es un lugar que se ha caracterizado por el respeto, que siempre él se ha encargado de vigilar que todo marche bien, que todo mundo se respete”.

“Ahorita que nos involucramos nosotros, fue con la idea de hacer un nuevo concepto, un lugar donde la gente fuera y se sintiera a gusto, un lugar acogedor, agradable, y sobre todo lo que buscamos en este nuevo concepto es el trato, que la gente vaya y que se sienta a gusto, más que sea un lugar bonito, sobre todo es que la gente vaya y que el rato que esté con nosotros, pues se la pase bien”, comenta.

Precisa que están juntos, pero no revueltos, porque en un área está su marido, que es la cantina tradicional; en otra está su hijo, que es como para la gente más joven, la gente que quiere oír música más fuerte, y en el área suya es para gente que quiere ir a platicar, convivir un rato.

Añade que lo importante es que tienen áreas para todos los gustos, donde quieran estar en un ambiente cien por ciento familiar, pues el negocio se puede decir que es restaurante-bar, pero botanero, pues todos los alimentos que dan los ponemos al centro, y de acuerdo a la gente que va a compartir, se les pone la cantidad de platos.

“Y nos da mucho gusto, por ejemplo, que ahorita que ha habido graduaciones, también han llevado chamaquitos, y nos da gusto porque saben que es un lugar muy familiar y que siempre se ha respetado, eso es algo que nos ha caracterizado, por eso es que invitamos a toda la gente a que vaya, no dudamos que se la van a pasar muy a gusto”, afirma.

Su hijo, Miguel Lucero, considera que es como una nueva etapa, en el sentido de que por muchos años por supuesto que ha estado relacionado con el negocio, pues desde niños su hermano y él iban al bar, pero realmente no se habían involucrado de lleno en el negocio, cada quien andaba por su cuenta, pues por ejemplo él estuvo fuera de la ciudad una buena parte de tiempo porque estaba estudiando.

“Y hasta el año pasado que empezamos a hacer la remodelación, es que mi mamá se acerca para decirme que ‘vamos a necesitar de tu apoyo, tu papá está en un área, tu hermano en otra’, porque realmente no teníamos mucha experiencia en esto, entonces dos cabezas piensan mejor que una, realmente me he sentido bien, hemos estado recibiendo cada vez mayor cantidad de gente y nos da mucho gusto las críticas tan positivas que nos han hecho, nos han dicho que desde la atención hasta la comida muy rica”, destaca.

Desde su perspectiva, el lugar es bastante acogedor, y cree que les quedó muy bonito, aunque faltan todavía ciertos detalles por terminar, “pero ya estamos del otro lado y esperemos que la gente nos dé la preferencia, hay muchas opciones en Valles, afortunadamente el sol sale para todos, y simplemente que nos den la oportunidad, en una salida que tengan, de atenderlos, no se van a arrepentir, se van a dar cuenta que los vamos a tratar de maravilla”.

Finalmente, Pedro Lucero puntualiza: “para mí, una de las situaciones importantes es que a mí me encanta lo que hago, claro a la vuelta ya de tantos años me siento cansado, pero nunca ha dejado de gustarme lo que estoy haciendo, y yo espero durar ahí todavía buen tiempo, con la misa actividad y energía que hemos tenido hasta ahora, si es que no me echan para afuera antes”.

facebook. emsavalles Noticias Publicidad
twitter. @emsavalles
sitio web. emsavalles.com
e-mail. emsavalles@hotmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2018 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. emsavalles@prodigy.net.mx
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.