Viernes, 17 de Agosto de 2018
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 08 de Junio al 14 de Junio de 2018

La describe su familia: Delia Guerrero, honesta y con capacidad de servicio

La describe su familia: Delia Guerrero, honesta y con capacidad de servicio


Desde pequeña dio muestras de que sería la emprendedora: Rosa María Guerrero
Siempre era cuidadosa con el dinero, lo sabía administrar: Doña Virginia Coronado

El principal soporte de un político indudablemente es la familia, y en ese sentido Delia Guerrero Coronado puede estar tranquila, porque su madre y sus hermanos no sólo respaldan sus proyectos, como en este caso la candidatura a la Diputación Local por el XII Distrito, sino que además avalan su trayectoria por su honestidad y capacidad de servicio.

Delia Guerrero Coronado es hija de don Jacobo Guerrero, ya fallecido, y de doña Virginia Coronado, y es la tercera de cinco hermanos, que son Rosa María, Beatriz, Virginia y Roberto, y tres integrantes de su familia describen a emsavalles.com cómo es tras la figura política que proyecta a través del trabajo que ha desempeñado, principalmente legislativo.

Respecto a la decisión que Delia Guerrero tomó de dedicarse a la política y de buscar actualmente llegar al Congreso del Estado, doña Vicky Guerrero expresa “me siento así, con el corazón bien grande, a ella fue la que le gustó la política, ni modo hay que apoyarla”.

Su hermana Rosy Guerrero afirma “creo que tiene capacidad de servicio, de cariño y de amar, mamá nos enseñó siempre la honestidad, a mí casi no me has tratado, pero has tratado al resto de mis hermanas, te darás cuenta que no tenemos doble cara, lo que sentimos lo decimos, mi papá así era, todo te lo decía, y yo creo que todas en mayor o menor medida, creo que mayor, tenemos la capacidad de servicio”.

“A Delia le viene tanto de mamá como de papá, lo trabajadora, lo honesta, mi papá tuvo muchos trabajos todos dignos y todos muy bien realizados, y yo creo que ella tiene esa capacidad de entrega y de responsabilidad de parte de papá, y bueno también mamá muy responsable, nos enseñaron a ser puntuales, honestos, responsables, querer el trabajo que haces, porque eso es muy importante, mamá tiene una capacidad de servicio increíble, a estas fechas todavía me encuentro con compañeros de secundaria y algunos fueron compañeros de trabajo de mamá, y me dicen ‘tu mamá nos llevaba una manzana’, porque mamá trabajó ahí en la cocina en el Seguro Social, 16 años”, relata.

De esa época, doña Vicky Coronado recuerda “en el año en que se abrió el IMSS, fui la primera que cayó a la cocina, me eché toda la semana solita y el doctor Tinajero y su esposa se dieron cuenta que saqué el trabajo de todos los pacientes, los enfermos, de ahí me habló el doctor Tinajero, que era el director, y me dijo ‘la felicitó, porque la estuvimos observando que cumplió usted solita con el trabajo’, yo me quedé sorprendida, pensé que me iba a regañar, ya ahí me quedé hasta que cumplí 60 años y me jubilé”.

Vicky Guerrero refrenda “sí, mi mamá y don Jaco siempre fueron gente de trabajo y eso nos inculcaron, entonces era lo que veíamos y siempre nos enseñaron a hacer bien las cosas, o sea si te vas a meter a hacer algo, hazlo bien, no nada más al ahí se va, entonces yo creo que tenemos esa formación, por eso gracias a ellos y a Dios que nos ha ido bien”.

“A mí me gustó mucho cuando Vicky me dijo que habías organizado este programa, porque aparte soy la mayor y tengo bastante experiencia, entre yo y Bety, la que sigue, son cuatro años de diferencia, con Delia son seis y con Vicky son nueve, o sea que sí tengo muchas vivencias, porque yo ya estaba más grande cuando ellas empezaron a desarrollarse. Me acuerdo de Delia, que ella siempre buscaba tener dinero, desde que se iban al rancho, la familia de mamá vivía en El Sidral, todavía tiene ahí un hermano…”, señala Rosy Guerrero.

En este momento interrumpe doña Vicky Coronado, para recordar lo que sucedía en el rancho: “Ahí me echaba las cartas, tengo una virgen grandota donde las escondía, todavía la tengo, pero mi papá como era carpintero que se le ocurre ponerle tabla y que se caen todas las cartas, dice mi mamá ‘mira, hasta la virgen tienes de alcahueta’ y cuando me casé me dijo ‘ten, llévate a tu alcahueta’ y ahí tengo la virgen, y esa virgen la compró ella en abonos, y desde entonces la tengo en altares y poniéndoles flores, muy devota de la virgen, mi mamá no era tanto así, mi papá era el que nos seguía la corriente”.

Rosy Guerrero rememora que en las vacaciones iban al rancho y allá pasaban muy buenos momentos, y cuando su mamá iba a visitar a sus papás, como en muchas comunidades hay árboles frutales tan generosos y a veces no los aprovecha la gente que vive ahí, porque hay tiradero de ciruelas y mangos, pero Delia varias veces se fue y recogió limones, y entonces ya hasta tenía entrega en el Seguro Social, se los compraban, porque entonces no había tanto problema de facturación.

Menciona que desde muy chicas su mamá y su papá les enseñaron a trabajar mucho, barriendo calles o lavando trastes para tener algo de dinero y apoyar, pero por alguna razón a ella se le acababa el dinero, pero a Delia no, entonces siempre tenía ahí su guardadito y llegaba el 10 de mayo y pensaban qué le iban a regalar a mamá, pero no había con qué, de modo que iban con Delia y le pedían prestado por favor y les prestaba, “porque ella siempre ha sido así, emprendedora y con mucha calidad de servicio, nos prestaba el dinero, se lo pagábamos por supuesto, hasta eso no nos cobraba intereses”.

Y considera que como que en cada familia, cada hijo tiene sus talentos y sus virtudes, y a Delia se le ha dado siempre eso de cuidar el dinero, pero también de apoyar mucho, siempre lo ha hecho en su trabajo, y a ella le tocó vivirlo como enfermera, ver cómo conseguía por ejemplo el helicóptero para que trasladaran a los enfermos, o sea hacer gestiones de ese tipo y luego llegaban allá y le hablaba, “oye hermanita fíjate que se fue la familia fulana de tal, van vestidos de esta forma, qué crees no tienen dinero, y órale”.

“Pero siempre hemos sido así como familia, así como ella me prestaba para el regalo de mamá, ahora yo apoyo en ese aspecto, pero siempre ha tenido esa capacidad de servicio, si Delia Guerrero te da un abrazo, no es un abrazo fingido, y yo he estado viendo en lo que ustedes publican, en las entrevistas, ve un abrazo de Delia, ve cómo abraza a la gente, y ves esa honestidad, esa entrega que ella tiene, no tiene doble cara, o sea la Delia Guerrero que ves, la Virginia Coronado que ves, la Rosa María Guerreo que ves, la Beatriz Guerreo que ves, ésas somos”, destaca.

Vicky Coronado agrega “a mí me gustaría compartir otra anécdota, reforzando lo que dice Rosa de trabajar para tener dinero, ella trabajó para sus quince años, ella se festejó sus quince años, ella tenía el dinero para eso; ah, pero déjame decirte que don Jaco luego se la pasaba bien, tomaba y ya le daba sueño y se iba a dormir, y nos dejaba con los invitados”.

“Eso es otra cosa que influye en la formación de todos nosotros y en este caso que estamos hablando acerca de Delia, es como nuestros papás, no tuvieron estudios, o sea por mamá y papá allá en el rancho en San Miguel donde ellos crecieron, nada más se daba hasta tercero de primaria y si se podía iban a la ciudad, pero si la familia te decía, como en el caso de papá, que le pidieron que se pusiera a trabajar en lugar de venirse a trabajar, se quedaron con tercero de primaria, pero los dos dijeron nuestras hijas van a estudiar”, añade Rosy Guerrero.

“Mi mamá lo que nos dice que nosotras a su edad, vamos a andar gateando; nos quejamos que nos duele la rodilla, que nos duele la espalda y todo eso, nos dice no ya a mi edad van a andar ustedes gateando. Pero estamos orgullosas de ella, de Delia Guerrero, del trabajo que ha hecho”, puntualiza.

Y doña Vicky Coronado concluye con la entrevista haciendo ver la incesante labor de Delia Guerrero y su esmero por cuidar lo que se ha ganado: “Siempre con el trabajo, pero su dinero acá; le pregunto ‘¿a poco no tienes Delia?’ Y ella responde ‘bueno, tengo mis centavitos, pero en el banco’”.

facebook. emsavalles Noticias Publicidad
twitter. @emsavalles
sitio web. emsavalles.com
e-mail. emsavalles@hotmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2018 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. emsavalles@prodigy.net.mx
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.