Miércoles, 17 de Octubre de 2018
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 19 de Enero al 25 de Enero de 2018

El Valles quebrado y de los drenajes colapsados

El Valles quebrado y de los drenajes colapsados

Manuel Ramos


Gestión actual termina obras inconclusas de administradores anteriores

Mañana grisácea en la zona centro de Valles. Es lunes. El reloj de la Presidencia Municipal marca las 10:33, mientras una parvada de tordos vuelan hacia el rumbo de la Parroquia Santiago de los Valles. Pero en la calle Madero, trabajando a paso duro, dos jóvenes tratan de limpiar los montículos de polvo y piedrilla que han dejado las máquinas que vinieron a romper el pavimento, para abrir un canal y restaurar la conexión del drenaje subterráneo.

Esto es resultado de la falta de mantenimiento a la red de drenaje, porque ya son más de 18 años los que han pasado estás calles sin que hayan visto inversión alguna en obras públicas, y esta problemática está generando un conflicto mayor, que es el riesgo de la salud humana, lo cual lo supieron las autoridades sanitarias a través de las múltiples gestiones, a través de tantos años y querellas que si bien se presentaron una y otra vez, poco caso se les hizo. Y ahora aquí están las consecuencias.

Una panadería imbatible
En Escontría y Madero, en el interior de la panadería “La Fe”, enfundado en una playera y chaleco rojos, de lentes rectangulares y bigote blanquecino, don Martín Echavarría atiende a los clientes desde la barra, donde aún se puede observar una caja blanca con pedazos de la tradicional rosca de reyes, medio pastel dividido en rebanadas con una cereza rojiza al centro, otras tres rebanadas de pastel rosado en un plato de cartón, varias charolas de aluminio y algunas pinzas para pan.

Y se le cuestiona sobre la obra que se está llevando a cabo por fuera de su negocio, de la cual refiere que si les perjudicó en algún momento, pero que a la larga si va a beneficiarlos, porque están haciendo la conexión del drenaje que desde hace tiempo tenía varias fallas.

Pero la panadería “La Fe”, es de esas construcciones que no se doblegan tan fácilmente ante los trabajos implementados por distintas administraciones, porque sus bases son imbatibles ante el tiempo que mira pasar por sus paredes viejas, pero resistentes, por sus muros históricos y sus interiores llenos de charlas amenas, de buenos amigos y tazas de café caliente con pan de múltiples tamaños y sabores.

Las ventas no han bajado –indica con parquedad–, porque es temporada de buenas ventas, aunque se haya perjudicado ligeramente la circulación, pero lejos de eso, el buen arreglo del desagüe traerá beneficio a todos los comercios, y a la ciudad en general.

Don Martín narra que hasta ahora no han surgido quejas de los clientes por no poder estacionarse ahí afuera de la panadería, ya que la gente que está acostumbrada a comprar pan con frecuencia, acude a pesar de estas obras, no importando si dejan un poco más retirados sus vehículos.

La estética inundada
El reloj marcó las 10:42 de la mañana en el interior de aquella estética situada sobre la calle Madero, la cual lleva por nombre “Bella Landa”, donde nos encontramos con la señora y dueña del local llamada Bellanira Landaverde, quien gustosa platica de lo que está viviendo respecto al trabajo que se lleva a cabo en frente de su negocio.

El drenaje estaba tapado y por eso se salía el líquido del drenaje y olía horrible –cuenta con algo de sobriedad–, sobre todo en la zona donde venden tacos, en las calles Juárez y Madero, afectando a los comerciantes sin lugar a dudas.

La estilista arguye que este problema ya tiene alrededor de dos o tres años de estar así, desde la gestión de Juan José Ortiz Azuara, quien nunca se preocupó por revisar esta zona y darle mantenimiento, siendo que el problema del drenaje se encontraba a un par de cuadras de la Presidencia Municipal, y que cuando las personas iban a comer tacos a este cruce, se encontraban con esta situación desagradable, y nunca se vio ninguna máquina para darle solución a esta necesidad, hasta la gestión de Jorge Terán Juárez, para destapar la cañería pública y que pudiera tener fluidez.

Su propio negocio se taponeó, el drenaje se llenó de líquidos y desechos a tal grado que se desbordaron de la alcantarilla y se le inundó el local, por lo que tuvo que dar aviso al personal de la Dirección de Agua Potable y Alcantarillado (DAPA), para que fueran a sacar el agua, y a que arreglaran el problema para que no se repitiera esta inaceptable situación.

Ella misma anduvo sacando agua de su estética, limpiando, sacudiendo, trapeando, para poder trabajar, pues tenía que continuar adelante, y cuando llegaron los trabajadores de la DAPA para escarbar donde se había obstruido la fluidez del desagüe, rápidamente se destapó pero dejó olores nauseabundos que duraron varias horas.

Hoy en día solamente recuerda aquella inundación con frugalidad, provocada por las negligencias y apatías del gobierno de Ortiz Azuara, principal culpable de que su estética se viera inundada con agua de lo más sucio que pueda haber, causando estragos al material y equipo que utiliza para realizar sus cortes de cabello a sus clientes.

La comida empolvada
Otro negocio que también se vio afectado es el de “Antojitos Paty”, donde uno de sus encargados de nombre Roberto García describe que es más que nada el polvo y el tráfico ocasionado a raíz de estas obras los que interfirieron en las actividades diarias, pero no afectaron tanto lo económico, sino que fueron las cuestiones viales las que no permitían estacionarse a los clientes cerca de ahí, o cuando estaban comiendo el polvo causaba molestia porque contaminaba lo que consumían.

Fue precisamente cuando comenzaron las labores de romper el pavimento en la calle Madero lo que provocó una polvareda que se introducía hasta el interior del negocio y de otros locales aledaños –refiere García–, generando disgustos entre los comensales, también entre los transeúntes que pasaban frente al negocio y tenían que cubrirse nariz y boca para protegerse de las nubes de polvo. Pero lo que más afectó fue que no les avisaron con tiempo que llevarían a cabo esta obra cerca de ahí, pues si lo hubieran hecho de ese modo, les habría dado oportunidad de haber prevenido contratiempos.

Ahora hay que esperar a que culminen definitivamente las labores, porque esto les va a beneficiar a todos los que se encuentran cerca de esta zona llena aun de escombros y montículos de tierra, pues los trabajos sobre la calle Madero llevan alrededor de 15 días, y, aunque ya se concluyeron los trabajos, solamente falta el relleno de concreto para dejar la superficie pareja, para que la avenida retome sus actividades normales, su tránsito regular, ante una obra que lleva medio mes de haber comenzado a restaurar los ductos bajo tierra, pero que tenía años sin que nadie volteará a mirarla, a ver a ese Valles que tenía sus calles quebradas, hasta esta administración municipal.

facebook. emsavalles Noticias Publicidad
twitter. @emsavalles
sitio web. emsavalles.com
e-mail. emsavalles@hotmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2018 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. emsavalles@prodigy.net.mx
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.