Viernes, 24 de Noviembre de 2017
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 10 de Noviembre al 16 de Noviembre de 2017

Aprendizaje

Aprendizaje

Rodolfo del Ángel del Ángel


La vida es un aprendizaje, es como una especie de escuela en la que todos estamos inscritos, lo aceptemos o no. Como en toda escuela, podemos aprovechar el tiempo y aprender, o podemos dejar, simplemente, transcurrir las horas y los días y no aprender. En todo caso es nuestra decisión y nadie más que cada uno frente a sí mismo y ante Dios, es responsable por ello. Eso quiere decir que mi vida es única e irrepetible, es mi oportunidad y ya no tendré otra más en este mundo, quiere decir que nadie puede vivir en mi lugar. Las experiencias que concurren en mí existir son únicas, a los demás seres humanos les ocurren cosas semejantes, pero sólo yo puedo darle él único y propio sentido que esas experiencias tienen para mí. Claro que puedo aprender de otros y con otros, de hecho, no podemos aislarnos de los demás, tal cosa deshumaniza. No obstante, descubro el propio y único sentido de mi existencia en tanto aprendo, también, a vivir y convivir con los demás. También el compañerismo, la amistad y el amor es algo que vamos aprendiendo es, de hecho, la parte más emocionante y enriquecedora de nuestro paso por este mundo, porque si bien soy responsable de mi propia felicidad, esa felicidad sólo tiene sentido si se vive y se comparte con otras personas y sobre todo, con Dios, que nos ha creado para el gozo y la relación.

¿Qué estás aprendiendo de tu vida en estos días?

He aprendido, por ejemplo, que nos preocupamos más de la cuenta y nos preocupamos por muchas cosas que realmente no importan.

He aprendido que la felicidad no está hecha, ni aguardándome en algún recodo del camino en mis días futuros, pues aún ni siquiera puedo saber que habrá otro mañana para mí en este mundo. Hoy, aquí y ahora, puedo elegir la felicidad si tomo conciencia de lo que me rodea y de las bendiciones que se me conceden.

He aprendido que debo abrazar a la persona que me acompaña hoy y no vivir deseando aquellos que pudieran abrazarme mañana, o ya no está aquí para abrazarme.

He aprendido que puedo disfrutar de lo que tengo y dejar de sufrir por lo que no tengo y eso es lo que le da paz a mi alma.

He aprendido que las aspiraciones y los sueños se alimentan del trabajo y de las posibilidades que la vida me ofrece hoy.

He aprendido que quien trabaja deseando reposar y quien reposa afanado por lo que deja de hacer, en realidad padece la existencia más que vivirla.
He aprendido que lo único que no debemos ahorrar son los momentos para agradecer, para abrazar, para decir “te quiero”, para compartir, para servir, para amar.

Todo eso he aprendido y bien puedo decir que todavía tengo mucho más que aprender, pues la vida siempre nos tiene reservadas nuevas lecciones, nuevas experiencias y caminos que recorrer.

¿Qué tiene la vida que enseñarte en este día? Se humilde y pídele a Dios que te conceda sabiduría de lo alto.

 


emsavalles© 2006 - 2017 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. emsavalles@prodigy.net.mx
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.