Viernes, 15 de Diciembre de 2017
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 13 de Octubre al 19 de Octubre de 2017

Violencia desbordada, toca fibras sensibles

Violencia desbordada, toca fibras sensibles

Leonel Serrato Sánchez


En el entuerto que nos ocupa acá en la ciudad Capital, justamente es cuando más se aprecia el valor de la libertad y el valor del respeto aun cuando no estemos de acuerdo, porque acá en San Luis Potosí la violencia que ya está desbordada desde hace mucho tiempo, ahora toca también las fibras sensibles de un gremio que se esfuerza con uñas y dientes, pues le tocó lamentablemente la mano del crimen a un fotoreportero, a un periodista fotógrafo de varios medios, sus últimos dos eran portales electrónicos muy visitados por cierto, pero trabajó también en muchos medios impresos, de los llamados tradicionales.

Justamente abordo el tema, porque tiene una gravedad enorme. Quiero volver a empezar por algo que conocen bien los lectores de emsavalles.com, y es la agresión de que fue víctima su director Samuel Roa Botello, hasta amenazas de muerte, por lo que fue necesario que acudiera -algo que Edgar Daniel Esqueda Castro no pudo hacer, le faltó tiempo- a las medidas de protección para periodistas y personas defensoras de los derechos humanos; ahora se ve la pertinencia de hacerlo.

Llamaría a todos, sobre todo a los que hacen periodismo que contesta, que denuncia, que investiga, que no lo tomen a la ligera, que la valentía no está reñida con tomar medidas de providencia y precaución, porque no solamente el Estado reprime las libertades, como tradicionalmente lo ha hecho, sino que ahora los criminales se están ofendiendo porque la prensa los denuncia, recoge sus actos criminales y no los socializa, que esto es muy importante, no los alaba ni tampoco pide loas para estos delincuentes.

El tema de que si tú no trajeras un botón de pánico, cualquier delincuente menor o incluso mayor y organizado, o diputado si fuera el caso, pueda dañarte, eso atenta contra el derecho que tienen las vallenses, los vallenses, todas las personas de la Huasteca, a que informen, a que publiquen, a que opinen, eso es un derecho de la gente, de la ciudadanía, como a que El Mañana se publique con la misma línea editorial, en ocasiones dura, en ocasiones enérgica y crítica, pero es un derecho de la gente, no es un derecho que tenemos nosotros como opinadores, como periodistas, como El Mañana como empresa o Pablo Valladares, que también ha sido objeto de agresiones y denuncias penales, ése es un derecho de la ciudadanía.

Y cuando mataron a este fotoreportero, primero pues imagínense nada más la tragedia de que lo sacaron de la cama literalmente, en pijama, en ropa de dormir, se lo llevaron, durante todo un día lo torturaron, a la mañana siguiente aparece su cuerpo vejado, con señales incalificables de tortura, ¿se está atentando contra una persona?, sí por supuesto, la vida de Edgar para su familia es un dolor verdaderamente insuperable, pero para el periodismo y para la ciudadanía debe ser un campanazo brutal, para que llamemos la atención de los responsables de la seguridad.

No es dable, y conste que aprecio enormemente al maestro Federico Garza Herrera, decir: “es que el periodista no pidió las medidas de protección”, sí presentó denuncia, y que no se lo tomaran en serio, es un síntoma inequívoco de que les vale sorbete la seguridad de la gente, que les vale verdaderamente un pepino que nosotros tengamos miedo y vivamos con miedo.

Ahora nadie está exento, ahora los periodistas serán el blanco de los criminales, ya no sólo de las autoridades, porque publican las cosas terribles que están haciéndole a la gente común y corriente.

Quisiera llamar la atención sobre el hecho de que se está haciendo tontos en el tema de prevenir y en el tema de castigar, no sólo el aparato de seguridad, que encabeza el místico, gerontócrata militar Arturo Gutiérrez García, la Policía Ministerial a cargo de Guadalupe Castillo Celestino, sino también el Gobernador del Estado que es su superior, el Secretario General de Gobierno que es el encargado de la política de seguridad pública, fue lastimoso ver la comparecencia de Juan Manuel Carreras López y de Alejandro Leal Tovías ante los periodistas, porque no atinaban a decirles nada, pues ¿qué les pueden decir? Incluso el Secretario de Seguridad Pública, Arturo Gutiérrez.

Y es porque así enfocan, ésa es su filosofía de ver las cosas, para ellos los derechos civiles, son derechos menos, y esos derechos que conforman a nuestra comunidad hoy día y que la mantienen informada, son de la mayor importancia; lamentablemente en el caso del fotoreportero, no lo victimizaron nada más, lo enviaron a la muerte, lo enviaron a que lo asesinaran, primero a que lo secuestraran y que dejaran en el mayor pavor a su familia, porque irrumpieron en su casa a las ocho y media de la mañana, lo sacaron en pijama, insisto, en ropa de dormir, y luego estuvo desaparecido todo un día.

Y el resultado no fue una investigación para localizarlo sino para localizar su cadáver, se ha convertido Gutiérrez en una funeraria, se ha convertido la seguridad pública en San Luis Potosí en un velatorio, esto es verdaderamente dramático, la gente está asustada, yo mismo estoy asustado, porque finalmente uno abre de más la boca, y ya ves que nada más por “quítame estas pajas de encima” una diputada xilitleca me mandó un punto de acuerdo hasta el Senado de la República con tal de callarme, de censurarme.

Ahora se ve la importancia de que no dejemos pasar nada que esté simulado, de crítica al periodismo y a la verdad, pero eso le he insistido enormemente al licenciado Pablo Valladares, Director General de Pulso, de Huasteca Hoy, San Luis Hoy, Editora Mival y Sin Embargo, que no se dejen pasar esas cosas, como la denuncia de Manuel Barrera, porque se está disfrazando de una denuncia penal una persecución a la libertad de expresión.

Nada más que hay una diferencia, los políticos, los hombres y mujeres que están en el poder público, sean diputadas, como la xilitleca, sean diputados como el orate de Salinas, al que apodan Tekmol, o sea Manuel Barrera, el de la ecuación corrupta, no comen con dinero producto del esfuerzo de sus manos y el sudor de su frente, ellos cobran dinero público, son servidores públicos, son parte de la servidumbre del pueblo de San Luis Potosí, pero no tienen por qué andar molestándose cuando se les critica, el que no quiere que se le critique, que no se suba a la política, porque la política, la vida pública es vivir en una caja de cristal.

Una cosa es ciertamente su vida personal, pero en el caso por ejemplo de Manuel Barrera que denuncia a Miguel Maya, Director de Astrolabio o a Pablo Valladares, Director de Editora Mival, este sujeto está diciendo que se reveló información íntima, no, no nos interesa qué hace con su ombligo, con su ombligo puede hacer un timbre eléctrico y un papalote de su trasero, no, aquí es lo que está en el registro público, es qué ha hecho él como patrimonio.

Y por otro lado, los malos, los criminales, son una fuerza antisocial, son el cáncer que está viviendo la sociedad mexicana y potosina, no podemos esperar que ellos hagan otra cosa que daño, sólo hacen daño, sin embargo si a ellos no podemos apelar, sí podemos nosotros pedir, exigir, porque además les pagamos, que la fuerza pública, que la fuerza del pueblo de San Luis Potosí armada, que es la policía actúe, y nos define y nos proteja, ésa es la función básica del Estado.

Cuando allá por la Edad Media se empezaban a configurar los estados modernos, la principal tarea que tenían era proteger a la gente de invasiones, de guerras, etcétera, para eso se hacían los estados, ya después tomaron las características de proteger otras cosas y de fomentar otras. Pero ahora los políticos primero hacen sus trapacerías, se erigen en ecuaciones mafiosas o encabezan gobiernos mafiosos, entonces se enojan porque los dueños de la fiesta, que son el pueblo potosino, el pueblo mexicano, los critica.

Hay que recordar que los periodistas, las periodistas, no son sino el reflejo, la vocería del pueblo, porque cuando al pueblo no le gusta lo que el periodistas esté diciendo o haciendo, pues no lo pela, o su periódico no lo compra, o en su televisión no sintoniza el canal, o no pone la estación de radio, ésa es la sanción que tiene la gente contra su periodista, pero cuando el periodista dice la verdad, arriesga su vida, como creo que ahora lo están haciendo todos los periodistas potosinos, corren peligro de muerte, entonces el pueblo les apoya y el pueblo les abraza con sintonizarlos, con comprarlos, leerlos, compartirlos.

La parte importante es que antes, pues subía la diputada xilitleca un punto de acuerdo y pasaba en el Pleno y me regañaba el Congreso a mí, o bien presentaban algunos otros medios, carrilla y demás, hasta ahí era ese tirón del poder, pero ahora están matando, y cuando dice uno que están matando, hay que recordarle a los lectores que nada más en lo que va de este gobierno van más de mil 200 personas asesinadas, es cierto en San Luis Potosí es el primer periodista, pero conste que no queremos un segundo, ni un tercero.

Siento que el Gobernador Juan Manuel Carreras cuando atendió a los reporteros y reporteras, estaba verdadera abatido, y sí lo estaba, porque, sigo insistiendo, es un buen hombre, pero en este momento necesitamos más que un buen hombre, porque nos están matando literalmente en las calles, están corriendo peligro los niños y jóvenes en las escuelas, las amas de casa, hay asaltos a casa habitación con violencia, hay asaltos violentos a automovilistas, y desde luego hay balaceras a antros, a negocios, eso puede abatir al Gobernador.

Creo que a Juan Manuel Carreras lo puede abatir, porque es un hombre de carácter tenue, pero al Gobernador lo debe empoderar, lo debe lanzar directo a defender a la gente, y puede empezar por echar a la gerontocracia militar porque no le están entendiendo, no digo que sean malos y que no sepan de estrategias castrenses, deben ser muy buenos porque llegaron a Generales, ningún idiota llega a General, entonces simplemente ya no le entienden, no están acorde a esta situación actual. Y bueno me preocupa enormemente también que las muchas denuncias sean contra la Policía Ministerial, que la acusan de actos delictivos y que no recibamos una explicación la ciudadanía.

Me parece que la gota que derrama el vaso, es el asesinato infame, cruel, de Edgar Daniel, el fotoreportero, el periodista, porque pone acento en algo bien sensible, que es la libertad para vivir, andar, decir lo que nos dé la gana decir, antes nos intentaban censurar, compraban medios, para que ya no hablaran, por ejemplo, ésa es una conducta mafiosa, pero siguen siendo políticos esos mafiosillos; no, acá son mafiosos de verdad, con los que no les tiene que temblar la mano el Estado cuando los someta, cuando los abata de ser necesario, no podemos seguir sometiendo a procesos penales a esos crueles delincuentes, tiene que haber una estrategia para encarrilarlos o encarrilarlos, o sí o sí, porque van a seguir atentando contra la gente, y ahora ya contra los medios, contra la libertad, eso es más sensible.

Déjenme hacer un vaticinio, ojalá la boca se me haga chicharrón, pero la situación va a empeorar, va todavía hacia un baño de sangre intenso, mientras no reaccionen, mientras no recapaciten, y que conste que no es una crítica mezquina, no me interesa nada sino que vivamos en paz, luego piensan que uno los critica porque quieren sus puestos, no, ahorita quién va a querer ser Procurador o Fiscal General, quién va a querer ser jefe de las policías, porque obviamente esto está descompuesto, el temor llegó a nuestras casas, ya se instaló.

Y bueno entiendo que esté el Gobernador abatido, le rogaría encarecidamente que no se deje abatir, todo lo contrario, que se ponga de pie y que los potosinos todavía estamos dispuestos a apoyar las medidas que sean necesarias para devolver la tranquilidad a nuestra comunidad; en todas las comunidades del estado de San Luis Potosí queremos que el Gobernador esté fuerte, que reaccione fuerte, no que sea buena gente, puede ser menos buena gente y puede ser más firme, más decidido en el combate a este cáncer, a este flagelo tan espantoso.

e-mail. leonelserrato@gmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2017 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. emsavalles@prodigy.net.mx
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.