Lunes, 20 de Noviembre de 2017
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 12 de Mayo al 18 de Mayo de 2017

Ejemplo a seguir… Goyo Rivera un ícono del agente de seguros

Ejemplo a seguir… Goyo Rivera un ícono del agente de seguros

Samuel Roa Botello


Recuerda los inicios en esta actividad, que fueron bastante difíciles porque no había la cultura de la protección
Actualmente ha consolidado en Valles un despacho dedicado a la asesoría en estos servicios profesionales

Una invitación a probar suerte con la promesa de una prometedora capacitación en Monterrey, cuando era aún muy joven, llevaron a Gregorio Rivera Garza a iniciarse en la venta de seguros en Ciudad Valles, en una época en la que no había entre la gente la cultura de la protección tanto de los bienes materiales como de la salud y la vida misma; de modo que empezar, fue bastante difícil.

Hoy, casi treinta y ocho años después, Goyo Rivera reflexiona lo que ha sido su vida y no se arrepiente de la decisión que en aquel tiempo tomó, pues ésa lo ha llevado a ser considerado como el líder en esta actividad no sólo en esta localidad sino en toda la región Huasteca, donde es ampliamente conocido.

En la actualidad mucha gente lo busca, tanto por la amistad como para la confianza en sus servicios, y por el trato siempre amable que les brinda.

“En julio cumpliré treinta y ocho años en este medio tan hermoso, en el que la verdad empecé por necesidad, sin saber lo que el día de mañana podía alcanzar a lograr; gracias a Dios muy contento, muy satisfecho por todo lo que he podido hacer en estos años”, comenta.

“NO TENIA TRABAJO Y ME INVITARON A UN CURSO”
Sobre cómo es que se decidió por esta actividad, recuerda que “fue una invitación que me hicieron en Valles, me dijeron:‘oye Goyo’ fíjate que van a venir unas personas de Tampico, van a reclutar personas para vender seguros, no sé si a ti te interese poder participar’; en aquel tiempo yo no tenía trabajo, estaba desempleado, y me dijeron:‘te van a mandar a un curso de capacitación, cuando menos treinta días a Monterrey’, y le dije bueno apúntame, sí me interesa, pues era irme a Monterrey treinta días, a todo dar, estaba soltero, eran otros tiempos y de esa manera inicie en esta actividad”.

“Aunque la verdad no hubo ningún viaje, la capacitación y el entrenamiento lo recibimos aquí en Valles y empecé en el año del ’79, cuando todavía no era muy conocido el medio del seguro, era una odisea venderlos, me acuerdo en aquellos años, a quien reconozco mucho por esta profesión es a don Tito Méndez, hasta la fecha toda una institución, un gran personaje en el medio asegurador”, relata.

Era entonces una época en la que llegaba con una carpeta y les decía a las personas que vendía seguros de vida, para el auto o de gastos médicos, que eran los portafolios más comunes, y lograban acomodarlos quizás por cansancio o quizás por convencimiento.

“Creo que me compraban algunas personas por la insistencia de estarlas buscando, por estarles pidiendo prácticamente que me ayudaran a que me compraran un seguro, porque realmente no había ni la experiencia, ni las relaciones, ni el conocimiento, y las amistades eran muy pocas”.

“A quienes conocía les decía no seas malo cómprame un seguro, no seas gacho, y de esa forma empecé realmente, tocando puertas, batallando demasiado y créeme que me gustó la actividad de ventas, porque no tenía horario, no tenía jefe, lo que podía hacer era asesorado por la gente que venía de Tampico, pero era una actividad totalmente independiente, sin horario, sin salario inclusive porque te pagaban puras comisiones”, señala.

ABRIR CAMINO NO FUE FACIL
Insiste en que era una época difícil, porque el mexicano no tenía la cultura de asegurar sus bienes o su propia persona, entonces era tocar puertas y tratar de llegarle al corazón a la gente.

“Definitivamente, como en todos nuestros trabajos, llegamos a tener éxito, pero también altibajos, con muchas necesidades, el seguro en la actualidad es algo de mucha necesidad, la gente lo acepta un poquito más, pero en aquel tiempo no, tenías que estar insistiendo y realmente pidiendo de favor que te compraran, porque la gente no estaba convencida, aparte era muy difícil obtener los servicios inclusive de las mismas compañías de seguros, había muchas dificultades”, asevera.

Pero está consciente que al ir construyendo las relaciones de amistad, se fue generando confianza con la gente, sobre todo cuando en realidad le brindada el respaldo cuando lo requería.

“En realidad era el compromiso, darles una atención y un servicio, si tú comprabas una póliza, yo tenía que responderte, porque es el negocio de cara a cara, y ellos no sabían quién era la compañía de seguros, de alguna manera tú ibas a buscar a las personas”.

Goyo Rivera inició en Seguros Monterrey, empresa con la que aún tiene relación y,recuerda que la primera oficina la abrió en la calle Galeana y Escontría, y desde entonces ha hecho diferentes alianzas con compañías aseguradoras y afianzadoras0

Pero ser agente de seguros le ha implicado una transformación, pues ha crecido como persona, como empresario, porque hoy en día Gregorio Rivera Garza y Asociaciones ya es una marca registrada, es un despacho que ofrece no nada más un seguro para auto sino una gama de alternativas.

“Nosotros en este momento estamos constituidos en un despacho y nuestra labor principal es la asesoría en el ramo de los seguros en general, muchas veces las personas no conocen cuál es nuestra profesión; mi trabajo consiste en dar a conocer un programa de seguro, pero lo más importante es asesorarlos en su momento, muchas veces compran un auto y lo financian con un banco y éste les da el seguro, qué pasa cuando llegan a tener un accidente y requieren de una asesoría, no hay quien se las brinde, no hay quien los guíe, porque en el banco no te dan ese servicio, aunque es una obligación cuando lo haces de esa forma, cuando tu compras uno a través de un agente de seguros, lo que estás comprando es el servicio de esa persona, la atención personalizada”, expresa.

EL RECONOCIMIENTO A LOS PRECURSORES
Reitera que los inicios fueron fundamentales para que haya decidido mantenerse en esta actividad, pues “en aquellos años viví algunas experiencias que me marcaron, me acuerdo mucho de un señor de aquella época, don Gumersindo Vázquez, que en paz descanse, y don Tito Méndez, eran los principales agentes de seguros en la ciudad, ellos eran los que realmente tenían el mercado de los clientes, hay otro agente de seguros de Nacional Provincial, el señor Soberón, ellos tres eran los pilares principales en el negocio de los seguros, y con tristeza me doy cuentas que esas personas ya no están en el medio asegurador”.

Considera que ver trabajar a esas personas, aprender y aplicar su propio estilo, le ha permitido ganarse un lugar en la venta de los seguros, sin embargo reitera que no ha sido nada fácil, pero ha valido la pena para llegar hasta donde ha llegado.

“Estoy convencido de lo que estamos haciendo el día de hoy, con el apoyo principalmente de Goyo mi hijo, que es formar este despacho, realmente darle una visión y una forma empresarial al negocio, que si el día de mañana yo ya no estoy en él, el servicio y la atención va a seguir”.

Goyo es atleta, corre y practica su ciclismo de montaña, pero su máxima pasión es haber formado una familia a lado de Doña Lupita, de sus hijos Goyo, Claudia Elena y Anilu; agradece a la vida por haber forjado una carrera en los seguros.

“Ahorita tenemos un equipo de trabajo, tenemos un encargado del área de sistemas, hay una persona que se encarga exclusivamente del área de siniestros, de todos los servicios de seguros de autos, gastos médicos, accidentes personales, tenemos un par de chicas asistentes, tenemos más de diez personas trabajando con nosotros en el despacho, estamos dedicados a tratar de dar un mejor servicio”, concluye Goyo Rivera.

facebook. Samuel Roa
twitter. @samuelroabotell
sitio web. emsavalles.com
e-mail. samuelroa@hotmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2017 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. emsavalles@prodigy.net.mx
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.