Lunes, 21 de Agosto de 2017
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 21 de Abril al 27 de Abril de 2017

Rebeca no se debe quedar callada...

Rebeca no se debe quedar callada...

Leonel Serrato Sánchez


Emití una opinión sobre asuntos públicos, de todas y de todos los ciudadanos; y los diputados en pleno, en un acto inusitado en la historia de México, fueron a enjuiciar una opinión de un ciudadano; bonita cosa, bonita fregadera, dijera mi abuela.

Efectivamente, en la edición pasada utilicé palabras que no son correctas, no por las palabras en sí mismas, porque sería una estupidez del tamaño del planeta que no puedan decirse las cosas por su nombre en nuestro México: pene, vagina, clítoris, senos, nalgas, eso se puede decir, pero lo usé mal, eso sí quiero reconocerlo, en el sentido de que al “genitalizar” el género, al pretender tontamente que una mujer o un hombre se reduce a sus genitales, es una falta, y en efecto sí se puede considerar una falta de respeto para el género implicado; pero desde luego el contexto en el que se dio la crítica, no tiene nada que ver con discriminación o misoginia, la palabra como yo la usé en esa frase precisa, fue la que precisamente un diputado transmitió en el pleno, una grabación, en esos 21 o 22 segundos, sí se entiende mal y desde luego da en que pensar.

Quiero decir que no fue con el ánimo de ofender a las mujeres, a nadie, pero si una sola mujer se siente ofendida, es suficiente para que yo pida perdón, punto; es decir, aun cuando yo pueda explicar todo este tema de la “genitalización” de género, sé que usé un lenguaje reduccionista; esa explicación la doy porque las personas la requieren, tienen derecho a tenerla, pero me allano completamente.

Y cualquier persona que se sienta ofendida en cuanto a género, por el uso inapropiado o inadecuado del lenguaje, merece mi pública petición de perdón, en esas está incluida desde luego la diputada Rebeca Terán Guevara, que se sintió ofendida, y las demás mujeres que con mucha justicia, pedían que me explicara o me disculpara, he hecho las dos cosas, explicar y pedir perdón, no ofrecer disculpa, el eufemismo ése no, en español es pedir perdón. ¿Por qué lo hago? Lo hago con toda sinceridad porque el debate no es ése, no es que yo esté en contra de las mujeres, por supuesto que no, el debate es que los legisladores, entre los que hay mujeres, están haciendo un trabajo de vergüenza, de dar pena, y ellos y ellas por lo visto, no tienen ni vergüenza ni pena, y son capaces de linchar y son capaces de crucificar, precisamente en la Semana Santa, a cualquiera que se atreva a decirles que son una asamblea de vagos, y eso lo reitero, estos 27, son una asamblea de vagos, y están, ellos sí, despojando de su honorabilidad al Congreso del Estado, no yo, yo soy un triste “opinador”, al que leen tres personas y escuchan en Valles otras dos.

También quiero precisar respecto de que en la propia tribuna del Congreso se dijo que yo había acusado a varios diputados de agarrar dinero, y no es así, yo dije que “las malas lenguas decían”, y cuando decimos “malas lenguas”, quiere decir que está en boca pero de todo mundo, de propios y extraños, no me lo inventé, no lo saqué del sombrero ni fue con el ánimo de mal hablar de los congresistas y de las congresistas, ellos ya tienen suficiente en las redes sociales, porque déjenme decirles que esa fue otra reacción, es cierto, las mujeres, muchas personas, se sintieron enojadas con mi afirmación sobre los genitales para identificar un género, pero no perdonaron, diciendo que por qué no se ocupan también de las cosas, como si les hubiera dicho una mentira.

En efecto, el diputado Óscar Vera, que además es maestro de Derecho Constitucional en la Facultad de Derecho, y tiene una experiencia parlamentaria, yo no sé si para bien o para mal, porque ya tiene muchos años siendo diputado, les llamó la atención, pero ese asunto no se trataba de poner en el debate mi feroz ataque a las mujeres, que no fue tal, se trataba de castigarme, de censurar a emsavalles.com, a uno de sus colaboradores, esa censura la dejaron en el diario de los debates, ahí está lo que dijo cada uno de estos impresentables, por supuesto la diputada en cuestión, ella habló de su particular aceptación y no fue más allá de decir que se me castigara porque le había faltado al respeto, pero el resto de los congresistas hicieron una verdadera orgía verbal, en donde tu servidor tiene el trasero travieso, todo salí, pero yo a lo que los reto, se los he dicho en corto y se los digo en público, es: demuéstrenme que soy mentiroso; digo, yo puedo hacer de mi vida lo que quiera y de mi cola un papalote, si eso se me viene en gana y de mi ombligo un timbre eléctrico, y eso no afecta la naturaleza del debate.

En el caso concreto de la parte jurídica de un exhorto de esta naturaleza, de pedir que se me castigara como notario, hay que explicarle a la ciudadanía, que los puntos de acuerdo que emite el Poder Legislativo, son pronunciamientos políticos no regulatorios, es decir por mucho que exhorten al Ejecutivo, éste no está obligado, ni forzado por la ley, a hacerles caso; esa es la posición de ciertos congresistas, en este caso del pleno, porque aunque había solo 11 diputados y diputadas, votaron por mayoría válida porque había quórum, pero no es dable que haya puntos de acuerdo sobre un ciudadano en particular sino sobre los asuntos públicos y del Estado.

Y como notario, también es una explicación muy pertinente, no soy funcionario público, soy un abogado, un particular, al que el Estado concede la patente para ejercer el notariado, pero sigo conservando mi condición de particular, porque no recibo sueldo público, es decir no hay una vinculación con el Gobierno; sí puede considerarse que es una función pública, pero lo soy justo en el momento en que la estoy ejerciendo, no en este momento, además de asueto, no sólo no la estoy ejerciendo sino que nunca he opinado como notario. El Colegio de Notarios fue muy preciso, muy puntual al responder esto, pues en efecto se trataba de la opinión política de un ciudadano, que además era notario.

Respecto a la diputada Rebeca Terán, la apoyo en los dos ámbitos, que no se quede callada en el tema en el que se ofenda a las mujeres, la apoyo y por ello pedí perdón público, hay que hablar siempre, la violencia contras las mujeres es absolutamente injustificable, y aun sea querida o no, hay que reprobarla enérgicamente y no quedarse callado. Pero también apoyo que la diputada y los demás diputados, en que no se queden callados frente a los latrocinios, no han dictaminado los matrimonios igualitarios y defienden el género y la libertad de las personas; recientemente la diputada Xitlálic Sánchez Servín, por Ciudad Valles, fue vilmente agraviada por un diputado y consta en un mensaje de WhatsApp precisamente y, el Congreso se quedó callado, no hizo absolutamente nada.

No hay que quedarse callados y le tomó la palabra a ella y a los demás congresistas que no se quieran quedar callados, que nos informen de la trama Panavi , que nos informen de lo que hay detrás de cada uno de esos jugosos negocios, y por supuesto si no se quedan callados se van a ir ganando el respeto de la gente.

Pedí perdón porque no quiero que la lucha histórica de la defensa de los derechos de las mujeres, quede reducida a la opinión estúpida de un servidor sino que vayamos más allá, que no nos escudemos en nuestra ignorancia, que no la queramos acabar diciendo “me atacaron porque soy mujer, porque soy hombre, porque soy transgénero, porque soy gay, porque soy lesbiana”, no, sino que porque es diputada o porque es diputado, porque les pagamos un verdadero dineral, les dimos un coche de lujo y además tienen gastos médicos, tienen asesores a pasto; lo que no tienen es vergüenza, y ésa la pueden ir adquiriendo si se atreven a caminar su distrito y le preguntan a la gente qué opinan de su desempeño, la gran mayoría va a decir que es decepcionante, que es vergonzoso.

Soy un triste “opinador”, pero el diputado José Luis Romero Calzada, que tiene una orden de restricción por haber agredido al director de emsavalles.com, lo volvió a hacer impunemente, y ese mensaje no se lo podemos dar a nuestros jóvenes, la ley se debe respetar lo mismo que la honra de las personas.

Por eso pedí perdón y lo voy a hacer siempre que sea necesario, si yo tengo que quedar como un imbécil para que cualquier respeto prevalezca, me voy a proclamar imbécil, eso no es ningún problema.

e-mail. leonelserrato@gmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2017 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. emsavalles@prodigy.net.mx
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.