Domingo, 28 de Mayo de 2017
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO
Semana del 17 de Febrero al 23 de Febrero de 2017

Andar a las carreras

Andar a las carreras

Leonel Serrato Sánchez


Un incidente que pudiera considerarse menor, ocurrió en el evento anual de la Coparmex, que es el sindicato patronal más grande, tal cual, es decir, se reúnen para hacer política; no es una cámara, es un organismo político como lo es la CTM, para acabar pronto, pero con los patrones, y ellos se reúnen cada año para presentar proyectos incluso que tienen que ver con política, sobre cómo van a hacer política, cómo van a participar.

La directiva de la Coparmex actual la encabeza el doctor Jaime Chalita Zarur, un connotado potosino, empresario muy próspero, pero además líder masón, él fue gran maestro de la Gran Logia El Potosí, la más importante del centro de la República, y como podemos imaginar, es un hombre estricto, además con ideas muy claras.

Pues total, invitaron a su evento al Gobernador Juan Manuel Carreras López, a “Carreritas”, como invitado especial, y todo estaba listo, iba a dar un mensaje, pero resulta que habían pasado más de 40 minutos y no llegaba, entonces dieron la orden de empezar, pues dijeron “este señor no va a llegar o si llega que se siente donde haya lugar”; enfadó enormemente a los empresarios.

Pero cuando ya había empezado el asunto, como si estuviera sincronizado, ya tenía tres o cuatro minutos hablando la oradora, la presentadora de los proyectos, que llega el Gobernador en medio de una bataola; lo de siempre, no faltaron los que se pararon y quisieron abrazarlo o por lo menos hacerse ver por el poder, y entonces en medio del ruidazo, a la oradora no sólo la interrumpió sino que el maestro de ceremonias llamó al orden: “hey cálmense, está hablando una persona”.

Y entonces, así como que tímidamente ya se lo llevó del brazo el Secretario Gustavo “Ojos” Puente a sentarse, porque él quería saludar en todas las mesas; imagínense, llega 40 y tantos minutos tarde y llega y hacer bataola.

Por fin se sentó, y cuando termina la presentación y demás, le conceden la palabra y el señor que se agarra como los buenos mariachis, a dar literalmente como un mini informe, nada de proyectos; “hicimos, tornamos, conseguimos, manifestamos”, pero ninguna palabra de la Ford, y hasta diapositivas llevaba y la gente fastidiada, “bueno, tanto por un desayuno”, decían algunos, y entonces finalmente cuando terminó, mal anunció algo que se sacó de la chistera en ese rato, de un supuesto cambio de nombre de la policía, y listo.

¿Cuál es el dato mayor aquí? Imagínense que el sindicato de patrones no espera al Gobernador, pero además inicia una ceremonia muy importante valiéndole sorbete si llega o no llega, eso es irrelevante, si el señor quiere desayunar que se siente, ahí hay una silla, sin ninguna ceremonia posterior ni nada.

Eso no tendría nada de raro si no hubiera ocurrido nuevamente el jueves de la semana pasada, cuando asistió a la misma ceremonia pero ya no en la Coparmex sino en la Canacintra, que ésta sí es una cámara, que ésta sí es oficial, ésta sí tiene permiso gubernamental, por ahí ayuda al Gobierno en algunas decisiones, es muy oficialista pues, pero también tiene un presidente muy independiente.

Y entonces resulta que tampoco lo esperaron, porque igual llegó tarde, iniciada la ceremonia y cuando arribó sólo le dijeron “siéntese donde pueda”; esto nunca hubiese ocurrido con Carlos Jonguitud Barrios, con Gonzalo Martínez Corbalá, su Alteza Serenísima Marcelo de los Santos Fraga, menos, porque al día siguiente desaparecía la Coparmex o al día siguiente desaparecía la Canacintra y todos sus afiliados, bueno Horacio Sánchez Unzueta que era un artista de llegar tarde y caerse, a veces no eran minutos sino horas que llegaba tarde, sin embargo lo esperaban, le decían “pásele por aquí… las fotos”.

Porque los lugares y las ceremonias a las que asiste el Gobernador del Estado son rituales de la República, el Gobernador no es un gerente, no es tampoco un empleado menor, él se cree empleado menor, él se siente gerente, él siente que es el gestor para traer inversiones a San Luis Potosí, cuando, sí es cierto, es una labor que él debe ejercer pero a través del secretario Puente, que además es muy eficiente, y no él, no lo contratamos para gerente, aunque se siente gerente.

Entonces esa pequeña diferencia entre un gobernante que ejerce el poder, en apego a la ley y con respeto, y otro que deja que lo “cuachalaqueen” todos, a mí me da de verdad un poco hasta de pena ajena, porque entiendo que él llega muy sonriente, muy sumisito, “pues ya llegue tarde, me calientan una tortilla, a ver si hay un taquito”, cuando eres el invitado de honor a la ceremonia de Coparmex.

Al doctor Chalita lo conozco, es un hombre muy enérgico y dijo a las 8 y media, y a las 8 y media y punto, y todo mundo lo conoce, no podían esperar que hiciera otra cosa, es un ícono del empresario próspero, lo digo por duro, por enérgico, pero además por decente y por íntegro, es decir no le hicieron una majadería, la majadería la hizo el Gobernador, no respeta su investidura, no se toma en serio, no le pagamos por andar sonriendo ni tampoco por ir a presentar diapositivas como si fuera un vendedor de aspiradoras.

Otra situación a considerar, es el puente El Cascabel, que lo hizo Leopoldo Stevens y sigue siendo el Secretario de Obras Públicas y no hay una sola obra pública en todo el estado, entonces de qué es secretario el señor, pues para encubrir que hizo mal El Cascabel y que arreglarlo le va a tocar pagarlo a todos los contribuyentes, a él no, lo hizo mal y ahora está ahí.

Ese tipo de cosas no suceden cuando alguien sabe que el poder se ejerce como el Gobernador, lo ejerce en nombre del pueblo, cuando al ejercer el poder lo haces a nombre del pueblo te respetan la investidura, no es por ti, no es porque te sientas Gobernador o porque quieras andar todo el tiempo “caravaneado”, no, es porque cuando te respetan a ti, respetan a lo que representas.

Juan Manuel Carreras cuando se enoja nada más manotea, pero no se enoja con todo mundo, se enoja con sus subalternos, les manotea y “mensea”, lo he visto, pero no pasa de ahí, pasados unos minutos se le pasó y vuelve a sonreír y vuelve a tener el mismo afecto por sus amigos que tiene en el gabinete, no los regaña en serio, es como cuando uno regaña a un niño, a un hijo o a un sobrino, lo hacemos para corregirlo, y él los regaña con afecto, sí les manotea, sí los “mensea”, pero no es en serio, ya cuando lo ven sonreír, les regresa el alma al cuerpo a todos en el gabinete.

e-mail. leonelserrato@gmail.com

 


emsavalles© 2006 - 2017 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. emsavalles@prodigy.net.mx
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.