Martes, 17 de Septiembre de 2019
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO

Opinión

Fuente de esperanza y fortaleza

Por Héctor de Luna Espinosa


¿Qué sucede cuando tu vida se derrumba? Cuando experimentas una gran calamidad, como la pérdida de un ser querido o un proceso de divorcio no deseado, tal vez estás pasando por una severa sequía. Quizás enfrentas una intensa y prolongada enfermedad o una presión económica que no se va.

Algunos pierden su fe en Dios cuando pasan por momentos como estos. Otros, sin embargo, encuentran la esperanza y fortaleza para soportar, a menudo descubriendo un significado más profundo para la vida como resultado de sus fuertes convicciones espirituales y morales. Estas almas valientes ven la prueba de que Dios está vivo y es compasivo durante esos tiempos terribles, ya que se preocupa por sus necesidades y además ven cómo eso purifica su carácter.

El gran profeta Jeremías echó un vistazo dentro del abismo cuando su vida estaba devastada. Registró en el libro de Lamentaciones lo que vio, sintió y creyó. Jeremías lamentaba las horribles condiciones de su pueblo, los hebreos, que habían sido llevados cautivos a Babilonia porque habían abandonado al Señor su Dios y habían vuelto sus corazones a adorar ídolos.

A pesar de que lloró hasta no tener más lágrimas, su corazón estaba destrozado y su espíritu derramado en angustia al ver la situación desesperada de su pueblo (Lamentaciones 2:11 NTV), todavía esperaba en el Señor afirmando que Sus misericordias son nuevas cada mañana, que grande es Su fidelidad y que en Él esperaría (Lamentaciones 3:23,24). Increíble ¿no es así? Jeremías lo expresó de la siguiente manera:

(Lamentaciones 3:19-27 Biblia en Lenguaje Sencillo)

Los más tristes recuerdos me llenan de amargura. Siempre los tengo presentes, y eso me quita el ánimo.

Pero también me acuerdo de algo que me da esperanza: Sé que no hemos sido destruidos porque Dios nos tiene compasión. Sé que cada mañana se renuevan Su gran amor y Su fidelidad.

Por eso digo que en Él confío; ¡Dios es todo para mí!

Invito a todos a confiar en Dios porque Él es bondadoso.

Es bueno esperar con paciencia que Dios venga a salvarnos, y aprender desde nuestra juventud que debemos soportar el sufrimiento.

Entonces, déjame preguntarte nuevamente: ¿qué sucede cuando tu vida está derrumbada y tocando fondo? Según Jeremías, reconoce que se siente soledad, amargura y sufrimiento con sabor a hiel. Sin embargo, se puede recurrir al Señor y encontrar fuerza renovada, esperanza segura al recordar Su amor y Sus misericordias que son nuevas cada mañana.

Oración: Señor, ayúdanos a sacar fuerzas de la debilidad. A ver que Tú eres mayor que nuestros problemas. Que nunca dejas de tener el control pues eres

Dios soberano. Que además eres misericordioso, compasivo y bueno. En ti esperaré ya que eres mi ayuda y escudo. Salvación mía y Dios mío. La fuente de mi esperanza y fortaleza.


emsavalles© 2006 - 2019 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. contabilidad@emsavalles.com
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.