Jueves, 21 de Septiembre de 2017
CIUDAD VALLES, S.L.P.
DIRECTOR GENERAL.
SAMUEL ROA BOTELLO

Opinión

Enfrenta las tormentas con la fuerza de un águila

Por Héctor de Luna Espinosa


Tengo un querido amigo que vive en Cuayo Piaxtla municipio de Tancanhuitz de Santos y desde hace años el encontró un zopilote, un ave casi recién nacida y era tan pequeña que si no lo hubiera protegido y alimentado seguramente se hubiera muerto pronto.

Entonces lo cargó y lo llevó a su casa, lo cuidó, pero lo interesante de la historia fue que lo reunió con sus gallinas, creció y le daba el mismo alimento que le daba a sus gallinas, el zopilote llegó a ser adulto pero se seguía comportando como gallina, creía que era una y vivía como ellas, hasta que un día salió del gallinero y se fue volando a unos árboles que estaban ahí cerca, constantemente regresaba al gallinero y ahí volvía a comer, por mucho tiempo iba y venía hasta que después de un tiempo más largo decidió marcharse y no regresar.

Y muchas veces nosotros al vivir momentos difíciles de la vida vivimos equivocadamente como gallina y nos acostumbramos a un tipo de vida, que nos vamos adaptando y vivimos en el conformismo, y dejamos de luchar y dejamos de buscar otras cosas, ahora con esto no quiero decir que tu cambies de gallina a zopilote, pues se oye muy despectivo, ¿Por qué no ser como un águila?

Y en la Biblia encontramos varias figuras utilizadas por Dios, como por ejemplo en Isaías 40, del versículo 28 al 31, él menciona: “¿No has sabido? ¿No has oído que el Dios eterno es Jehová? El cual creó los confines de la tierra, no desfallece ni se fatiga con cansancio y su entendimiento no hay quien lo alcance, él da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas a quien no tiene ningunas, los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen, pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas, y aquí es donde menciona: “Levantarán las alas como águilas, caminarán y no se fatigarán”.

Y es que, aún la gente más fuerte se cansa por momentos, pero el poder y la fuerza de Dios nunca disminuye, nunca está demasiado cansado ni ocupado como para no ayudarnos o escucharnos, su fuerza es nuestra fuente de fortaleza, así que cuando tú te sientas cansado en tu vida y sientas que todo te está aplastando, recuerda de clamar Dios para que él sea quien recobre tus fuerzas.

Esperar en Jehová, dice la Biblia, eso es saber que tu fuerza prometida, que la fuerza que viene de Dios es la que te va a levantar por encima de las confusiones y todas las dificultades que puedan venir.

¿Sabías que un águila sabe cuándo se acerca una tormenta mucho antes de que empiece? El águila volará a un sitio alto para esperar los vientos que vendrán y cuando pega la tormenta coloca simplemente sus alas para que el viento las agarre y la lleve por encima de ella, mientras la tormenta está destrozando todo abajo, el águila no se escapa de ella, simplemente la usa para levantarse más alto.

Es decir, que cuando tú enfrentes situaciones difíciles en la vida no dejes que eso te hunda, sino que aprovecha que sea un escalón para subir más, el águila se levanta por los vientos que trae la tormenta y cuando las tormentas de la vida vienen, que todos nosotros las enfrentamos en algún momento, podemos levantarnos por encima poniendo nuestra mente y nuestra fe en Dios, las tormentas no tienen que pasar sobre nosotros, podemos dejar que el poder de Dios nos levante por encima de ellas y Dios nos permite ir en contra del viento que trae enfermedad, que trae tragedia y demás cosas a nuestra vida y entonces podemos volar sobre la tormenta, recuerda que este gran peso que trae no debe hundirnos, que sí lo podemos manejar como la Biblia lo dice en Isaías 40:31 podremos salir adelante, pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas, levantarán alas como las águilas, correrán y no se cansará, caminarán y no se fatigarán.

Otro pasaje que quisiera leer es el Salmo 27 en sus primeros 2 versículos, donde Dios usa otros símbolos así como utiliza el del águila, utiliza el de la roca o el de la fortaleza y menciona: “Jehová es mi luz y mi salvación ¿De quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida ¿De quién he de atemorizarme? Inclina tu oído a mí, líbrame pronto, se tú mi roca fuerte y fortaleza para salvarme.

Entonces otras de las figuras aparte del águila, es que él es nuestra fortaleza y nuestra roca firme, la roca fuerte es Jesús, él te da la fortaleza para salvarte aún en la tormenta más difícil.

Los invito a orar, señor Jesús necesitamos tanto de ti señor, en medio de las dificultades de la vida, te pedimos que vengas señor y nos abraces, queremos decirte que queremos ser seguidores tuyos, que queremos ser discípulos tuyos, por lo tanto te abrimos la puerta de nuestro corazón para que vengas a gobernar y dirigir nuestros destinos, que tú seas nuestra fortaleza, que tú seas nuestra roca firme, te lo pedimos señor Jesús y te damos gracias.

Amigos de emsavalles este es mi comentario de esta semana, que Dios los bendiga, mi nombre es Héctor de Luna y estoy para servirles.


emsavalles© 2006 - 2017 Todos los derechos reservados. Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos sin previa autorización.
Emsavalles Publicidad, Escontría, 216-A, Zona Centro, Ciudad Valles, S.L.P. Tel:481-382-33-27 y 481-381-72-86. emsavalles@hotmail.com. emsavalles@prodigy.net.mx
No. de Certificado de Reserva Otorgado por el Instituto Nacional del Derecho de Autor: 04-2016-022414285700-203.